Celebrando su décimo aniversario como tatuador en Demon tattoo (La Seu d’Urgell), encontramos a Daniel Martos, y es que sus tatuajes de estilo realista dejan sin aliento a cualquiera que los contemple.

Daniel desde pequeño tenía gran habilidad para las manualidades y el dibujo, por lo que sus amigos contaban con él cada vez que necesitaban un diseño que se quisieran tatuar, y eso fue lo que le acercó al mundo del tatuaje, “me pedían que les diseñara dibujos para tatuárselos y fue entonces cuando me entró la curiosidad sobre éste mundo y decidí fabricarme mi primera máquina de tatuar. En principio lo hice sólo por probar, nunca hubiese imaginado que llegaría a vivir de mis dibujos, pero poco a poco y gracias a los colegas que confiaron en mí en un principio cada vez fui a más.”

© Daniel Martos

© Daniel Martos

© Daniel Martos

© Daniel Martos

El estilo realista de Daniel Martos es increíble, como podemos ver en esta serie de trabajos que ha seleccionado en especial para ANORMALMAG. Las piezas que ejecuta presentan un volumen que nos hace olvidar la parte del cuerpo en la que se encuentra, y es que el uso de degradados, acompañados en ocasiones de claroscuros, esculpen la figuras hasta llegar a la tridimensionalidad; además de presentar unos detalles en blanco que son, en ocasiones, tan leves como necesarios, que terminan de dotar a la figura del realismo que caracteriza a Daniel.

© Daniel Martos

© Daniel Martos

Si nos centramos en los retratos, tanto de personas como de animales, se tratan de trabajos de gran responsabilidad y maestría, ya que son imágenes con vida y carácter, que debe transmitir todo aquello que lo hace particular y por eso una persona desea tatuárselo. Y es que a veces vemos el dibujo de una persona o animal y no lo reconocemos, porque no se trata solo de la copia de una fotografía, sino también de presentar una realidad.

© Daniel Martos

© Daniel Martos

Y aquí esta la magia de Daniel, si contemplamos sus retratos nos miran a los ojos, nos miran con viveza y con un carácter que podemos leer perfectamente en su mirada, y es por eso que sus clientes deciden poner la piel en sus manos. Cuando preguntamos a Daniel sobre sus influencia nos habla de tatuadores como Robert Hernández, Bob Tyrell, Víctor Portugal, pero además nos incluye a Rembrand como pintor. “Lo que mas me gusta es que me puedo dedicar a una de mis pasiones que es el arte, disfruto mucho con mi trabajo”, finaliza.

© Daniel Martos

© Daniel Martos

© Daniel Martos

© Daniel Martos

Enlace: instagram.com/demontattoo

No Hay Más Artículos