En Alicante descubrimos a Rebeca Orts Jover, una artista que desde joven ya tuvo la inquietud de acercarse a este oficio. “Yo iba al instituto aún, cuando mi madre hizo un curso de micro pigmentación y me di con la máquina de bruces… Y la cogí. Más tarde me ofreció comprarme un equipo de verdad (máquina, 4 tubos, 4 colores) y también lo cogí”, confiesa.

Pero antes de centrarse en el mundo del tatuaje, las vertientes artísticas de Rebeca eran infinitas. “Acabado Cou, en lugar de ir a la Uni, donde hubiese hecho Bellas Artes, decidí probar otras cosas… Me trasladé a Madrid y durante 1 año hice teatro, maquillaje de cine y Tv, caracterización, fx… trabajaba haciendo mis primeros tatuajes, iba a una escuela de dibujo, y también hacía de figurante en series y programas… Quería ser artista, pero ¡hay tantas maneras de serlo! Estuve allí 7 años, alternando tatuajes y rodajes”, nos cuenta.

© Rebeca Orts

© Rebeca Orts

 © Rebeca Orts

© Rebeca Orts

 © Rebeca Orts

© Rebeca Orts

Rebeca domina la máquina en diferentes estilos que adapta con su firma, donde nos describe que “mi mano (o mi cabeza) tiende a la línea fina, a cierto realismo y a colores difuminados. Me atrae un ligero aire antiguo.” Y es cierto que podemos apreciarlo perfectamente en esta selección de trabajos que presenta para Anormalmag.

Los materiales de trabajo también son fundamentales para que los tatuajes lleguen a tener la calidad que desean los artistas. En el caso de Rebeca nos habla que “he estado muchos años con bobinas, casi siempre Micky Sharpz, hace 2 años me decidí a probar rotativa por cuestión de aligerar peso, me costó cambiar pero pronto me encontré muy cómoda con ellas. Nunca se sabe, estas cosas van por temporadas, al menos para mí, de repente un día parece que ya no te funciona igual y necesitas un cambio. Hay tantas máquinas ahora… hay tanto de todo ahora… ¡que es difícil elegir! Para mi gusto demasiadas opciones parecidas. Agujas Rl 3,5,7 y 9. Esta temporada mi Rl estrella es 5 de 0,25. Magnum siempre, normalmente soft, y alguna shader. Siempre preferí tubos de acero, pero ahora uso cartuchos desechables. Colores pasteles. Guantes de nitrilo. Me encanta llevar guantes. Cremas, no tengo una preferida, hay varias buenas que cuidan la piel durante el proceso y que huelen para comérselas.”

 © Rebeca Orts

© Rebeca Orts

 © Rebeca Orts

© Rebeca Orts

 © Rebeca Orts

© Rebeca Orts

Y como todo buen artista, Rebeca considera cualquier plataforma artística como una influencia. que hay que descubrir. “Me influencia a diario todo lo que veo, hay tantos artistas de tantas disciplinas, internet es una ventana infinita para el descubrimiento, mis compañeros con los que comparto tiempo y trabajo, pintores, tatuadoras, ilustradores, tejedoras, diseñadores, la fotografía antigua, la naturaleza, la música”, opina.

Pero si debemos admirar algo de esta artista, es que, como el caso de muchos afortunados, se dedica a lo que realmente la llena y apasiona, a pesar de tener sus partes positivas y negativas. “Lo que más me gusta es la posibilidad de convertirlo en un viaje, conocer gente de todas partes, artistas, seres dispares, que compartamos nuestras historias nos enriquece, nos abre la mente, te das cuenta de que todo tiene un motivo, ese algo que nos mueve a todos, aparentemente distinto, surge del mismo lugar. La satisfacción que me queda durante un ratito de haberle dado a una persona, a veces desconocida hasta entonces, algo que le hace un poco feliz. Compartes esas horas de tu vida, quizá no le vuelvas a ver, ¡ciao! ¡Mucha suerte! Otras veces surgen amistades duraderas. Vaya, Es un viaje geográfico y personal. Lo que menos me gusta es la parte de la gestión en todos sus aspectos, sin duda, y la presión que a menudo nos autoimponemos intentando cumplir con todo”, nos afirma.

 © Rebeca Orts

© Rebeca Orts

 © Rebeca Orts

© Rebeca Orts

 © Rebeca Orts

© Rebeca Orts

Finalmente, a pesar de que estamos terminando el año, Rebeca ya tiene planes para 2016. “Cuando me llegó esta entrevista algo rondaba en mi cabeza, pero aun no sabía qué, unos meses después ya lo sé. En el 2016, en Abril, me convierto en nómada. Planeo una vuelta al mundo, entre convenciones, estudios, cursos y otro tipo de colaboraciones plásticas, artísticas, humanas, estoy abierta a lo que venga, en busca de alimento y aprendizaje. Este es el evento, pronto lo anunciaré en las redes, aún se está formando”, termina.

 © Rebeca Orts

© Rebeca Orts

enlace: infotattoorebe@gmail.com

No Hay Más Artículos