Nacida en Venezuela y actualmente en Quito, encontramos a Angélica María Talavera, más conocida como Miss Hask, con la habilidad de plasmar en tu piel diseños que reflejan gran armonía.

Miss Hask es un nombre con un motivo, “se me conoce mejor con mi apodo de Miss Hask, este nombre nació cuando en mi adolescencia me introduje al mundo del graffiti como primera inquietud e interés hacia las artes, actualmente en vez en cuando me lanzó un lienzo en las calles y ese fue el nombre que elegí en mi infancia, el cual siempre me gustó, me pareció “cool” por fonética y siempre lo mantuve”,  nos comenta esta artista.

© Miss Hask

© Miss Hask

© Miss Hask

© Miss Hask

Para nosotros, Miss Hask, aparte de ser una gran tatuadora, nos muestra ser tenaz y enérgica, como podemos comprobar en su trayectoria académica y profesional. “He dado algunas vueltas por Latinoamérica, estudié diseño en el Instituto de Diseño de Caracas donde me gradué para luego irme Argentina a estudiar animación Motion Graphic en la escuela de Imagen Campus. Al volver a Venezuela después de mis estudios de Animación la crisis o la falta de trabajo en mi área no me permitió continuar con mi carrera formalmente en agencias, así que decidí recurrir al oficio del tatuaje como alternativa y definitivamente que me va mejor. Luego me fui a vivir a México (Guadalajara), donde realmente empezó mi carrera como tatuadora profesional en el estudio de Richi Tattoo. A continuación me fui a Panamá al estudio de franquicia Venezolana La barbería Tattoo y volveré el año que viene a petición de otro estudio llamado Rock spot. Actualmente me encuentro aquí en Ecuador Quito en donde me encuentro tatuando en un estudio de franquicia colombiana Big Brother tattoo Quito”, nos explica Miss Hask.

© Miss Hask

© Miss Hask

© Miss Hask

© Miss Hask

Sobre su estilo, esta artista nos comenta su posición actual respecto a este tema. “Me encuentro en un etapa donde ando experimentando un poco en búsqueda de un estilo más personal, pero técnicamente hablando disfruto mucho del neo traditional, los tatuajes a full color, me buscan mucho por la técnica de acuarela o el abstract tattoo, comenta Miss Hask. Nosotros personalmente, aparte de admirar su trabajo, os invitamos a seguir sus trabajos en los que veréis una continua evolución, donde la experimentación está al alcance de sus manos y talento.

Pero no todo es perfecto en este arte para la opinión de Miss Hask, ya que existen ciertas cuestiones alrededor del tatuaje que en ocasiones desconocemos. “Todo lo del tecnicismo del arte esta fabuloso, para el que se toma en serio esto sabe de qué hablo, es realmente fascinante, quizás los que deberían cambiar son los que sin mucho talento o con un nivel intermedio ya se creen rockstars, me parece patético los que buscan atención personal en las redes sociales con la excusa de ser tatuadores. Pasa mucho, se distorsiona lo que realmente importa es que sean un buen tatuador con ética profesional, hay personas como que les interesa más modelar y obtener likes que tatuar a la perfección, en parte es una responsabilidad, estás haciéndole un dibujo en la piel de carácter permanente. Creo que es culpa en parte de programas amarillistas y sensacionalistas como Master Ink, tanto como tatuadores snob y usuarios creen que esto es un show. Es verdad que los programas de tatuajes ayudan a que la gente normalice este arte y lo integren a sus vidas, pero hay mensajes que son falsos como siempre en TV y hay gente que no sabe discernir entre la mentira y la verdad”, opina esta artista.

© Miss Hask

© Miss Hask

Y en este camino, Miss Hask no ha andado sola. “Llegue con influencia de amigos y familiares, el apoyo más grande siempre lo obtuve de mi esposo un gran artista también, su apodo es Calaca, que me insistían que tatuase, realmente al principio no los escuchaba, un día tenía un dinero guardado y me dije, ”vamos a invertir, vamos a aprender a tatuar hoy”, y salí a comprarme unas máquinas, y todo lo demás es historia”, nos confiesa.

Finalmente informamos a nuestros lectores sobre lo que piensa esta tatuadora al terminar los trabajos, por si son futuros clientes vayan avisados, ya que Miss Hask nos descubre qué piensa al terminar un tatuaje. “A veces me provoca quitárselos como si fueran pegatinas y pegármelas en mi piel. Satisfacción y cuando el cliente se siente feliz por mi trabajo es un fresquito con hielo en verano, ¡delicioso!”, concluye la artista.

© Miss Hask

© Miss Hask

Enlace: angelicatalavera@gmail.com

No Hay Más Artículos