Luis LSKW, Materialismo del dark beauty

Luis Díaz Ortiz, más conocido como Luis LSKW, casi abandona las máquinas. Este tatuador granadino, con un estilo realista muy depurado, nos muestra a través de esta entrevista que no hay que rendirse.

Luis manifestaba desde niño pasión por el arte, y tenía claro que ese era su camino. “Estudié Bellas Artes, básicamente porque dibujar era lo que siempre hice de pequeño, además mis padres tuvieron vista para verlo y a su forma me apoyaron”, cuenta.

© Luis LSKW
© Luis LSKW
© Luis LSKW
© Luis LSKW

Dentro de su curiosidad en el mundo artístico, descubrió el tatuaje con algún que otro bache. “Estuve tiempo trabajando por Madrid haciendo decorados, allí siempre pasaba por un quiosco en el que vendían la “Tattoo Energy”. Empecé a coleccionarla y a interesarme por el tema. Cierto día me hice con una máquina de tatuar de segunda mano y una fuente de alimentación; después de un par de intentos y frustraciones con un par de “conejillos de indias”, dado mi desconocimiento me metí en un problemón frustrante que no supe resolver y me tiré en el dique seco durante dos años sin ni siquiera oír hablar de tatus. Aparqué la máquina hasta que conocí a Rodrigo Gálvez, que por aquel tiempo había montado un mini estudio en Loja, y él me animó a que lo retomara y me prestó un poco de material, junto a él mi gran amigo y tatuador Rasenk, que se enteró que tenía una máquina y se puso como loco conmigo a investigar, y hoy los dos estamos en activo dando guerra por Granada”, comenta Luis.

Gracias a ello hoy podemos disfrutar de sus trabajos, dentro de un estilo realista y además él se incluye dentro del “Dark Beauty”, un género muy relacionado con el gótico, en el que Luis LSKW muestra su maestría a través de la construcción de la forma de Frankenstein, con el toque frío del azul abrazando la figura.

© Luis LSKW
© Luis LSKW
© Luis LSKW
© Luis LSKW

Desde aquí siempre nos gusta dar voz a los artistas respecto a la opinión del mundo del tatuaje actual. En el caso de Luis LSKW, tiene claro qué cambiaría. “En principio la misma palabra “arte” a la cual se atribuye el tatuaje últimamente y lo digo con todo el conocimiento de causa, puesto que soy licenciado en Bellas Artes, el arte es un mundo mucho más complejo que aplicar una técnica por muy bien hecha que esté en la piel, englobaría a los tatuadores dentro de la artesanía y no del arte, principalmente porque son muy pocos los que innovan en el mundo dentro del tatuaje y todo dentro de este mundo son copias de copias de copias de ideas ya preestablecidas, todo esto sin desmerecer el trabajo de los tatuadores, por supuesto, que es enorme, pero si eliminaba de raíz las etiquetas de estrellitas que últimamente se están aplicando los mismos tatuadores por el mero hecho de hacer bien su trabajo. Lo segundo que cambiaría es la competencia feroz que se está dando dentro de este mundo y que no hace sino retrasar la evolución de este mundo con críticas fuera de tono y tonterías varias, (con lo bonito que sería que todos nos lleváramos bien)”, opina Luis.

© Luis LSKW
© Luis LSKW
© Luis LSKW
© Luis LSKW

Concluyendo la entrevista, todo aquel que trabaja con el tatuaje día a día, experimenta una serie de sensaciones que son las que llenan al artista. En el caso de Luis presenta “una mezcla de agotamiento absoluto y en ocasiones profunda alegría por el trabajo bien hecho y en otras (muchas más de las que me gustarían), decepción por no llegar al nivel que me hubiera gustado en la pieza en cuestión, aunque cuando llego a casa y lo consulto con la almohada si fuera complaciente conmigo mismo y mi trabajo y mi evolución en este mundo, ya no estaría en grado ascendente que es como creo que va en este preciso momento”, finaliza Luis.

Enlace: Facebook Luis LSKW

© Luis LSKW
© Luis LSKW

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *