Dai Luk, persiguiendo su estilo

En Barcelona descubrimos a Daiana Lukacs, más conocida como Dai Luk, artista multidisciplinar persiguiendo su estilo.

Dai Luk ha terminado Bellas Artes y en la actualidad estudia el Máster en Creación Artística Contemporánea. Cuando hablamos con ella, vemos que su visión del arte es mucho más profunda de lo que podamos imaginar. “Tengo mucho interés en el arte, en la pintura en concreto como lenguaje expresivo, y en la filosofía. Las principales razones para seguir mis estudios en el arte tienen que ver con inquietudes que tengo sobre la naturaleza del ser humano, como se desenvuelve en el entorno que le ha tocado vivir y qué papel tenemos como artistas y pensadores en la sociedad”, explica Dai.

© Dai Luk
© Dai Luk
© Dai Luk
Petrificaciones Cotidianas, 2015, óleo sobre tela, 100x120cm © Dai Luk

Y parece que este interés por el arte se presenta desde pequeña. “Cuando era pequeña dibujaba, entonces siempre supe que me querría dedicar a algo que tuviese que ver con el dibujo. Aparte me gustaba el cine y me gustaba la idea de dirigir películas de mayor, de contar historias con imágenes. De momento mi trabajo de video es bastante experimental, pero espero en el futuro poder llegar a cumplir este sueño” nos comenta.

Su lugar de nacimiento fue Rumanía, llegando a España a la edad de trece años; desde allí le acompañaban ya las ganas de ser tatuadora. “A los once años, cuando aún vivía en Rumanía, mi padre me envió desde Barcelona unas revistas de tatuajes. Me encantó la idea de que los dibujos pudieran quedarse para siempre en la piel de una persona, entonces empezó a florecer el deseo de ser tatuadora. Pienso que el cambio es uno de los fenómenos que siempre nos acompaña por más que busquemos estabilidad, los tatuajes en cierto modo desafían esta ley del cambio: la piel como memoria, un jamás olvidar” reflexiona Dai.

© Dai Luk
© Dai Luk
© Dai Luk
© Dai Luk

Sobre su estilo a la hora de tatuar, Dai se considera aún una aprendiz. “Mi estilo está en proceso de desarrollo, lleva mucho tiempo aprender lo suficiente de la tradición y de la experiencia como para surgir lo original. Aun así, por contestar mejor, persigo una mezcla entre neotradicional, realismo, frescura en la marca de la aguja y colores pictóricamente armónicos. En cuanto a los diseños me gusta que haya potencia en el color y los trazos” dice la artista. Sin embargo, Anormalmag (y quizá muchos lectores), estarán de acuerdo con la idea de que Dai ya presenta un estilo propio que podemos reconocer, con sus formas onduladas y degradados suaves, que muchos querríamos tener en nuestra piel.

© Dai Luk
© Dai Luk
© Dai Luk
© Dai Luk

La iniciación a este arte del tatuaje en ocasiones no es un camino fácil. No todos tienen la ocasión o contactos necesarios para comenzar por la vía correcta, perdiendo así muchos posibles artistas del tatuaje que podrían ser muy destacados. Al preguntar a Dai por esta cuestión nos responde así, “es una pregunta difícil que se merece una reflexión… suelo ser crítica con lo cerrado del mundo del tatuaje en cuanto a no querer desvelar experiencias o trucos del oficio, con cómo se pretende guardar el conocimiento de las técnicas y con lo difícil que es encontrar libros y publicaciones estrictamente sobre ello. En internet hay muchos foros y se puede aprender mucho teniendo habilidad autodidacta. Reconozco que también es importante estar con un maestro en algún momento, agiliza y facilita el aprendizaje. Pienso que hay buenos dibujantes que quieren ser tatuadores y se merecen tener más fácil acceso a la información y no tener que ir detrás de nadie ni convencer a nadie. Además pienso que sería muy interesante encontrar más estudios escritos sobre el fenómeno de los tatuaje, sobre la historia y por qué fascina tanto a las personas en nuestra época.”

“Por otra parte me disgusta que se banalice el arte del tatuaje, que se repitan los mismos diseños, que se hagan tatuajes sin tener idea sobre técnica o significado, que se convierta en modas pasajeras (las empresas oportunistas de laser que se aprovechan para hacer dinero de un tatuaje poco pensado o mal hecho) y que se insista en una estética kitsch, conservadora y de mal gusto en general”, comenta.

© Dai Luk
© Dai Luk
© Dai Luk
© Dai Luk

Dai Luk disfruta tatuando, pues cada vez que termina una pieza “me alegra ver ilusionada a la persona. Para mi es importante aprender algo de cada tatuaje, aunque no siempre consiga superarme, doy lo mejor en cada sesión”, finaliza Dai.

Enlace: Dai Luk

Tags from the story
, , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *