Titine K-Leu, tributo al tatuaje

Surrealismo, misticismo, alegría y color son las palabras que mejor definen el impresionante trabajo de la artista francesa Titine K-Leu. Hija del escritor, periodista y ex editor, Rolf Kesselring, Titine tuvo una juventud rodeada de pintores, escultores, diseñadores, músicos y actores, quienes frecuentaban su hogar desde su infancia, entre ellos, Roland Topor, Jean-Claude Forest, Martial Leiter, Joe Boehler y Hugo Pratt. Con tal nivel de estímulos, Titine desarrolla de forma autodidacta una obra colosal que cobra nueva vida en 1988, año en que vive y viaja con el hombre de su vida: el célebre tatuador Filip Leu con quien expone sus obras en Europa, Estados Unidos y Asía, especialmente en Japón. Pronto se instalan en Suiza, donde la pintora a parte de desarrollar piezas dedicadas a las mujeres y a la naturaleza, crea una interesante serie como homenaje a los íconos del tatuaje, una galería de famosos tatuados entre los años 1900 y 1950, quienes vivían excluidos de la sociedad y que hoy a través de su arte salen a la luz.

© Titine K-Leu - Charlie Wagner (1920)
© Titine K-Leu - Geo Smith (1940)
© Titine K-Leu - Artoria (1920)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *