Originaria de Long Island, Sara Antoinette Martin se graduó en el Instituto Pratt en 2005 con una Licenciatura en Ilustración. Ese mismo año se convierte en practicante de Tristan Eaton donde trabaja como fotógrafa para la colección de juguetes coleccionables en vinilo, Kidrobot. En la actualidad, Sara es asistente Tara McPherson mientras persigue su amor por el arte, una obra donde los temas femeninos son íconos y deidades que glorifican la ansiedad y la complejidad del ser.

Su trabajo es una conversación emocional y reflexiva sobre cómo se ve a sí misma en este mundo y viceversa. Es entonces cuando Sara filtra sus influencias en el arte del tatuaje tradicional: trajes de baño de época, simbolismos masónicos, aletas, branquias y flores, para crear un lenguaje visual único.

Fascinada con lo oculto y la imaginería religiosa, la artista yace interesada en jugar con el significado de los símbolos, antes de utilizarlos como históricamente se le conocen. En cuanto al proceso de creación de una pieza, ella pinta cada parte por separado para luego unirlas como una suerte de collage, en el que rompe la composición, reconstruyéndola nuevamente, agregando motivos y embelleciéndolos hasta llegar al clímax de los mensajes en conflicto.

Sara -expositora de galerías como la de Jonathan Levine y la de Paul Booth Last Rites- también hace juguetes, comics y ha contribuido con sus ilustraciones para diversas publicaciones. Recientemente ha lanzado su primer juguete de vinilo para Kidrobot -“El Chupacabras”- y ha estado presente en varios libros de diseño, tales como Kidrobot, “I Am Plastic”.

Enlace: www.sara-land.net

No Hay Más Artículos