La obra de Patricia Mateo (Madrid, 1953) nos plantea una lectura que invita al diálogo, cada cuadro nos reta a descartar lo evidente, porque lo evidente se transforma a través del humor.  Todas y cada una de sus obras buscan que el espectador continúe la historia con su propio imaginario, su opción no es la de que recorramos su estudio o sus exposiciones como un rebaño de ovejas, cada obra nos pide tiempo, nos pide detenernos. Algunas de ellas nos reflejan porque el lienzo es un espejo y nosotros pasamos a formar parte de la escena, atravesamos el soporte, habitualmente opaco, para estar dentro de la acción y es que el acto de observar también puede ser una proyección que nos incluye. Lo curioso es que lo real como tema y paisaje dentro de su trayectoria artística, es un núcleo que flexibiliza las fronteras y las interpretaciones. Existe una constante apertura en su mirada que permite que las preguntas puedan responderse de forma espontánea, la clave reside en el peso que guarda cada trazo. Tal y como dice Mateo “La ironía junto mi manera de ver la vida añaden una nota de humor que facilita la atención del espectador para que este analice la imagen que tiene frente a él fuera de todo lo que esa imagen podría recordarle”.

La crisis ®Patricia MateoLa crisis ®Patricia Mateo

Excursión a Guadarrama ® Patricia Mateo

Excursión a Guadarrama ® Patricia Mateo

La última cena ®Patricia Mateo

La última cena ®Patricia Mateo

Llegamos a ella como quien se aproxima intuitivamente al rumor de una ciudad que nos resulta familiar y próxima, escuchamos el movimiento del pincel sobre el pigmento, intuimos la luz, el color diluyendo o adensando la atmósfera. Al hacerlo somos capaces de percibir el grado de interés que genera en nosotros la necesidad de una intervención irónica de los cuadros que cuelgan en los grandes museos. En su serie “Yo no he sido” su voz despeja incógnitas, iluminando aquello que nos impiden abandonar lo que somos y lo que es un logro, nos permite trasladar una escena del pasado a un entorno más personal y propio.

Navidad 2013 ®Patricia Mateo

Navidad 2013 ®Patricia Mateo

Unas compritas de na ® Patricia Mateo

Unas compritas de na ® Patricia Mateo

Su obra evidencia una búsqueda común, las obras que componen “Y llegó el divorcio” parten de un incendio, una casa en llamas que no es otra cosa que un viaje por una cotidianidad  cargada de reproches, la distorsión evidencia las quejas y la distancia que lleva a dos personas a convertirse en un tópico ante el que conviene soltar lastre. Todos y cada uno de los títulos otorgan una mayor profundidad al proyecto y es justo eso lo que nos permite prestarle una especial atención a los detalles. Estamos dentro y no tenemos ganas de hallar la puerta de salida, es más, nos encontramos ante una mujer que nos invita a formar parte de una intimidad recíproca y lo hace valiéndose del tipo de inteligencia que busca nuestra complicidad, mostrándonos el hueco que el arte tiene reservado para nosotros.

El sofá de mamá ® Patricia Mateo

El sofá de mamá ® Patricia Mateo

Esperando el Hola ® Patricia Mateo

Esperando el Hola ® Patricia Mateo

Decoremos el portal ©Patricia Mateo

Decoremos el portal ©Patricia Mateo

Enlace: http://www.estudiomateo.es/

No Hay Más Artículos