Diversidad, color y magia, definen el trabajo del ilustrador español Luís Royo. Nacido en Toledo en 1954 y reconocido internacionalmente por su notable experticia en el arte del dibujo, este artista activo durante más de 25 años, seduce con su universo cargado de fantasía, SCI-FI y terror.

©Luis Royo

La figura femenina se ha transformado en el eje fundacional de su labor, marcando un antes y un después a la hora de presentar originales propuestas que han sido publicadas en importantes revistas como CIMOC, Heavy Metal, Play Station Magazine, El Víbora o Penthouse Comix. Su participación incluso ha quedado patente en una enorme cantidad de libros, videos, discos, portafolios, calendarios y atractivas ideas llevadas a la vida mediante plataformas digitales.

©Luis Royo

De hecho, su habilidad para recrear escenarios fantásticos y sensuales, donde el dominio cromático del color siempre es premisa, le han llevado a convertirse en pocos años en un cotizado profesional. No obstante, su consagración vino de la mano de Editorial Norma, con títulos como Women, seguido de Malefic (1994), Secrets (1996), III Millennium (1998), Dreams (1999), Prohibited Book (1999), Evolution (2001), Prohibited Book 2 (2001), Conceptions I (2002), Visions (2003), Prohibited Book 3 (2003), Conceptions II (2003) y Prohibited Sketchbook (2004) que son prueba ferviente de su talento.

©Luis Royo

Viaje Sci-fi

En 2004 se publica el volumen antológico Fantastic Art: Luis Royo, con una selección del material aparecido en los tomos anteriores. Poco después surge The Labyrinth: Tarot (que también ha visto la luz en forma de una exclusiva baraja incluyendo la serie de cartas The Black Tarot), Conceptions III (la tercera parte de su colección de bocetos, con cofre incluido), una nueva edición del apocalíptico III Millennium y el portafolio Tattoo-Piercing Subversive Beauty, que guarda una estrecha relación con uno de sus últimos trabajos, titulado precisamente Subversive Beauty. En este libro, lleno de imágenes sensuales y provocativas, Luis Royo aborda la belleza como arma para la revolución del ser humano, ayudándose a menudo de piercings y tatuajes que desafían lo establecido.

©Luis Royo

Pese al transcurso del tiempo, Luis Royo ha influenciado a múltiples generaciones. Muestra de ello es el libro DOME que recoge la experiencia del artista junto a su hijo Rómulo en la creación de 45 mujeres en una cúpula de 80 metros cuadrados de un castillo cercano a la ciudad de Moscú (Rusia). “Durante esos meses vivimos y respiramos el mismo Renacimiento. No sólo el fresco, sino todo el entorno nos lo reflejaba”, asegura el autor. Eróticas y voluptuosas mujeres, componen los 8 segmentos de la cúpula, donde se muestran temas como la exhibición, el juego y el beso.

Una de sus últimas propuestas presentada el año pasado con motivo del Salón Internacional del Cómic de Barcelona, es Dead Moon, cuento  de amor -grandioso y brutal- que enfrenta a dos personajes: uno femenino, Luna, y otro masculino, Marte. Dos familias rivales con sendas fortalezas a cada extremo de una ciudad que sufre las consecuencias de su pasión. Una relato violento que lleva a una suerte de Apocalipsis con sabor oriental en un mundo gótico y trágico, cual guiño a la desaparición de Sodoma.

Enlace: www.luisroyo.com

No Hay Más Artículos