Jazmín Espinoza, memorias y miradas

La diseñadora gráfica publicitaria Jazmín Espinoza ha trabajado en diferentes áreas creativas, adquiriendo múltiples experiencias y conocimientos en cuanto a diseño editorial, fotografía, ilustración digital y artística. La historia de Jazmín y su amor por el arte se remonta a sus días estudiando dibujo y pintura en el Liceo Experimental Artístico Almirante Barroso. En aquella actividad anexa al colegio, Jazmín entendió que el arte sería lo más importante en su vida y en su desarrollo profesional.

© Jazmín Espinoza - "Vendedora de Rosas"

Pronto, decidida a encontrar una identidad en el área plástica, ingresa al Taller de Ilustración Montt-Olea donde descubre la ilustración en sus distintas facetas. Actualmente, Jazmín diseña e ilustra juegos para la firma de casinos de entretenimiento Corporación Meier. “Mis intereses son amplios en el ámbito de la ilustración y la pintura, sea cual sea su metamorfosis. Mi proceso creativo consiste en conectarme tanto con mis recuerdos como con el cotidiano, no necesito sentarme a pensar y dibujar, siempre estoy imaginando como será mi próxima obra, la inspiración la encuentro en todo lo que me rodea”, dice Jazmín, amante de las texturas antiguas, el estilo vintage y victoriano; contexto que la influencia a la hora de utilizar fondos y patrones con texturas que ella misma fabrica.

© Jazmín Espinoza - "Pedaleando, pedaleando le cuento secretos al viento"

“Me acomodan casi todos los tipos de pinturas, pero creo haber establecido un lazo inseparable con los acrílicos, también me gusta utilizar relieves, perfeccionar y enfatizar rasgos y bordes con mis lápices acuarelables, así como con telas y papeles, esos detalles intensifican la intensión de mi obra”, explica la artista.
Y es que interesada en emocionar al espectador con sus retratos, Jazmín se esfuerza en dotar a cada una de sus piezas de una expresión facial directa a la hora de comunicar. Por ello muchas de sus obras podrían ser consideradas melancólicas, porque es justamente en esta emoción donde la creadora encuentra fuerza y fragilidad a la vez. “Me encanta que mis retratos sean indefinibles y estén cargados de misterio. Creo en la mirada de las personas y en el poder que deja cada una de ellas en nuestro recuerdo”, señala Jazmín, quien define su estética como parte del arte ingenuo, más conocido como naïf.

© Jazmín Espinoza - "Antes de mi viaje"
© Jazmín Espinoza - "Abdul y Abryl, los gatos siameses"

Enlace: www.jazcintaillustration.carbonmade.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *