Gisela Verdessi, nostalgía del pasado

Atraída desde la infancia por las artes, la chilena Gisela Verdessi (1986) inició una búsqueda autodidacta a través de distintas metodologías y materialidades. Desde los 14 a los 19 años, la artista -actualmente radicada en Valparaíso- aprendió la técnica renacentista del “óleo a la veladura” o sfumato con el maestro chileno Hernán Valdovinos. Sin estudios universitarios ni la influencia de la academia, Gisela desarrolló libremente sus ideas exactamente como las imaginó y hoy en día se dedica a tiempo completo al arte, promocionando sus trabajos mediante Internet y exposiciones.

© Gisela Verdessi

Elaborada justamente con esta antigua técnica que maneja a la perfección, Gisela presenta “Recuento Onírico” su primera serie de cuadros desarrollada durante su infancia-adolescencia con toda la carga emocional que ello conlleva. En ella, hábilmente la joven superpone varias capas de pintura extremadamente delicadas, consiguiendo que las superiores trasluzcan las inferiores en un intento por lograr llamativos efectos cromáticos, los cuales no se pueden resolver mediante el uso de pintura opaca. “La técnica resulta muy demorosa, pero vale la pena. Mi sueño es darla a conocer, y permitir que los jóvenes talentos que estén interesados, y que tengan la fuerza y la perseverancia suficiente para soportarla, puedan acceder a ella. En este momento es muy celosamente oculta por los pocos maestros que la enseñan, sobretodo por precios inaccesibles”, señala Verdessi.

© Gisela Verdessi

El resultado de tan arduo trabajo es una colección de complejas piezas que exploran temáticas de corte onírico recopiladas y resumidas en imágenes surreales que incluyen símbolos, formas y colores cuidadosamente elegidos por la artista, con la intensión de remover el subconsciente del espectador para despertar el interés sobre los sueños, que poco protagonismo toman en nuestra agitada y materialista vida cotidiana.

© Gisela Verdessi
© Gisela Verdessi

Enlace: www.giselaverdessi.com

Tags from the story
,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *