Daniel José Cabrera Castro aka • El Dibujo • es un joven ilustrador y fotógrafo de 23 años nacido en un pueblo costero de Murcia llamado Águilas. Estudió en la Escuela de Arte de Murcia, donde finalizó sus estudios con un proyecto final que preparó en Oporto. Ha vivido en Madrid hasta hace un par de meses y actualmente reside entre Barcelona y Murcia trabajando como freelance.

© • El Dibujo •

© • El Dibujo •

Lo que le gusta del dibujo a Daniel es experimentar con los materiales. Le gusta la ilustración tradicional, mancharse las manos con pintura, probar las diferentes reacciones de la lejía con la tinta, mezclar acuarelas, recortar con el bisturí todo llama a sus cuadros que se asemejan a los decorados de un teatro y que están contenidos en cajas de madera o marcos de doble fondo. “Hay días en los que no puedo ver más que un lápiz y un bloc sobre la mesa y es lo que uso, pero hay días en los que mi estudio parece una tienda de bellas artes recién atracada. Pero si tuviera que elegir una técnica favorita diría que son las acuarelas combinadas con el lápiz”, nos explica • El Dibujo •.

© • El Dibujo •

© • El Dibujo •

En cuanto a la temática, su público le reconoce por el tema marinero. El mar y el puerto han formado parte de su infancia e inevitablemente eso influye de manera inconsciente en su obra, aunque considera que el tema fundamental en cada una de ellas es el amor o el desamor, según se mire. “Suelen decirme que mi cara y especialmente mis ojos dan la sensación de tristeza. Puede ser, pero yo lo llamo melancolía, y es otra forma de ver el mundo igual que lo mira el optimista. Dibujar para mí ya no sólo es una forma de expresarme, sino también mi terapia, mi forma de dejar constancia de lo que me pasa, de lo que me gustaría que pasara o de lo que creo que va a pasar. Por ello la figura masculina cobra gran importancia en mis ilustraciones, incluso las mujeres que dibujo tienen aspecto masculino. Me gusta crear historias y contarlas en un sólo dibujo. A veces la gente las ve y saben lo que quiero decir, otras veces no, pero nunca llegarán a saber del todo qué es lo que realmente dicen mis dibujos si yo no se los explico, y eso es algo que no me gusta hacer, porque hay cosas que nadie tiene porqué saber”.

© • El Dibujo •

© • El Dibujo •

Acaba de inaugurar dos exposiciones casi de forma simultánea en Málaga, donde ya expuso a principios de año. Una de ellas “Me llaman Loto”, cuenta una pequeña historia que transcurre en China, la historia de un niño que crece entre flores, que son su pasión y de adolescente es llevado a la guerra, donde el mundo idealizado que él conoce se desploma y deja paso a un mundo hostil y de odio que él nunca había conocido. Después de su paso por la guerra, ésta deja en el un sentimiento de melancolía que le lleva a alimentarse de flores, hasta que finalmente se convierte en un hombre-flor, y cultiva otros hombres flor con las semillas de su cabeza, que florecen cada primavera y se marchitan con el calor. La otra exposición está inspirada en el verano y California en los años 60. Se titula “Beach Boy” y cuenta el amor de verano entre un ex-culturista y un sireno que trabaja como bedette en un motel de playa.
En octubre tiene previsto viajar a Milán para exponer en una bienal de jóvenes creadores llamada Mediterránea con fotografía.

© • El Dibujo •

© • El Dibujo •

© • El Dibujo •

© • El Dibujo •

© • El Dibujo •

© • El Dibujo •

© • El Dibujo •

© • El Dibujo •

Enlace: www.eldibujo.com

No Hay Más Artículos