Inspirada en el paso del tiempo y las identidades transitorias, la artista puntarenense Carolina Álvarez (29) ha vivido entre Viña del Mar y Valparaíso, tramando colectivos e instalaciones, luces y pintura pensadas desde el papel y el dibujo. Licenciada en Arte con mención en Pintura, Carolina -tras pasearse en micro y metro con cuadros barridos de detalles o escenas cumpleañeras en colores pasteles- descubrió que era mucho más fácil reciclar todo el papel que había acumulado de los talleres de grabado o dibujo de la universidad. “Vi que detrás de todos esos papelitos de colores, que tenía por ahí olvidados o acumulados compulsivamente estaba la obra. Los bocetos hechos en papeles manchados o rotos se fusionaron a modo de parches con más papel y así apareció lo que hago desde hace más o menos tres años”, explica Álvarez.

© Carolina Álvarez

© Carolina Álvarez

“Visualmente desde la experimentación con la grafica, el dibujo, la pintura y la costura utilizo frases de las que luego se desprenden imágenes, trasvasijando esas “escenas” en atmósferas siniestras que intentan evidenciar una distorsión usando ese traslado aparente de imaginería colectiva, en una sumatoria medio “barroco povera” de la que pueden resultar cuantas historias se quieran leer”, señala la artista. De vuelta al sur y un poco aislada del mundo de las exposiciones e inauguraciones, Carolina divide su tiempo sus clases de boceto en diseño editorial, sus dibujos y la posibilidad de coser para la vida y también para una exposición que estará inscrita dentro de una residencia artística en el MAM de Chiloé, entre los meses de noviembre y diciembre de este año.

© Carolina Álvarez

© Carolina Álvarez

© Carolina Álvarez

© Carolina Álvarez

© Carolina Álvarez

© Carolina Álvarez

Enlace: hilolapiz.tumblr.com

No Hay Más Artículos