Hace seis años, Brunno Jahara dejó Brasil para desarrollar una carrera de diseño en Europa, continente en el que aprendió diversos métodos de producción, cautivado no sólo por la tecnología aplicada en las fábricas italianas, donde tuvo la oportunidad de trabajar con su par profesional, Jaime Hayón, sino también por el espíritu experimental del diseño holandés. Hoy regresa a la tierra que lo vio nacer re encantado con la energía de este país, uno que fluye en torno al diseño.

Ya plenamente establecido en el barrio bohemio de Pinheiros, São Paulo, Brunno -alma máter de Jahara Studio- ha dado rienda suelta a su talento, y qué mejor que hacerlo en la casa que el mismo ha readecuado con un pequeño taller familiar, lugar donde experimenta con diversas materialidades, gráficos y colores absolutamente brillantes, al estilo carioca. “Brasil es un país enorme, lleno de carácter y creo que lo que mejor describe este sentimiento es la calidez y el caos, pero en el buen sentido”, dice este diseñador graduado de la Universidad de Brasilia, institución que ha aportado una gran cantidad de influencias a su trabajo actual, entre ellas su amor por la arquitectura y el diseño de los años 70`s. “Niemeyer, Athos Bulcão, Burle Marx, Lucio Costa y Eames, se quedaron conmigo para siempre”, agrega.

Es en este espacio donde Jahara reúne los artefactos que ha construido durante toda su vida. Entre ellos, un gran recuerdo, su ya clásico bolso hecho en base a códigos de barras y Neorustica Furniture Collection, familia mobiliaria cromáticamente viva y de esencia sostenible, diseñada a partir de desechos de madera procedente de Brasil. Neorustica está formada por diez piezas que funcionan como contenedores, mesas y bancos. Cada una de ellas lleva el nombre de uno de los barrios de chabolas y favelas de Río de Janeiro -Vidigal, Rocinha, Dona Marta, Tuiuti, o Caricó-, ésta última ciudad natal del diseñador.

Siguiendo el carácter vivaz de sus proyectos anteriores, Jahara ha sabido reinventarse. Inspirado en la música y sus vibraciones, la bossa nova, el jazz e incluso el alegre espíritu del carnaval, ha dado vida a una de sus primeras colecciones lanzada en Brasil, la que ya goza de gran éxito en el mercado. Se trata de Batucada, una serie de productos para el hogar -lámparas, vasos y vasijas- realizados con aluminio recuperado y anodizado en ricos colores.

Igualmente interesante resulta su nueva edición limitada de mesas X, la que hecha a mano siguiendo las técnicas del trabajo en plata, surge como declaración acerca de lo valiosa que una pieza de diseño puede llegar a ser. Como detalles, las marcas de golpes que se muestran en la superficie de cada mesa, añaden un efecto natural, como si sobre ella hubiese pequeñas gotas de metal líquido. Una forma más de experimentación para este avezado diseñador carioca que promete sorprendernos cada temporada con sus inusuales propuestas de carácter industrial.

Enlace: www.brunnojahara.com

No Hay Más Artículos