Afincado en Berlín, el artista madrileño Antonio Santin combina en su portafolio retratos y naturalezas muertas cargadas de una belleza oscura y cautivante. Creadas en base a óleos y acrílicos, sus pinturas abogan por la creatividad y el tratamiento de temáticas intimistas con un estilo muy personal que supone penetrar en lo inexpresable. Para Antonio, la pintura es un arte caprichoso, que desde su perspectiva no persigue la imitación de la realidad sino su reconstrucción. “La pintura se ha ido liberado del peso del arte porque éste es ya sólo un término que se devora a sí mismo en una apuesta infinita que sólo puede ganar la amnesia”, dice Antonio, quien se autodefine no un pintor sino un escultor que pinta.

© Antonio Santin

© Antonio Santin

© Antonio Santin

© Antonio Santin

© Antonio Santin

Enlace: www.antoniosantin.com

No Hay Más Artículos