Cuando era tan sólo una niña, Amelia Fais Harnas, ya llevaba trazada en su mente la idea de convertirse en una artista del futuro. Amante de la música y la buena vida, solía jugar con pequeñas piezas y armar estructuras sorprendentes durante sus clases dando sin querer el primer paso que la llevó a descubrir su gran pasión: la acuarela. Desde esta técnica, Fais se ha dado el gusto de explorar hoy el poder del vino. ¿Cómo? Creando retratos y tiñendo la tela con dicho elixir y con cera construyendo un patrón que juega con la luz y la oscuridad. Al proceso añade -en algunas ocasiones- diversos bordados que refuerzan el tono de la composición, dando como resultado una mezcla de caos y control. Amelia es una artista llamada a controlar la naturaleza impredecible de la sangría del vino a través de la tela. En el vino, y su aspecto sagrado tan propio de la iconografía religiosa, surge su necesidad de canalizar la naturaleza imprecisa del carácter de la persona retratada a partir de manchas hechas con vinos de diferente cepa escogidos según color.

© Amelia Fais Harnas

© Amelia Fais Harnas

© Amelia Fais Harnas

© Amelia Fais Harnas

© Amelia Fais Harnas

© Amelia Fais Harnas

© Amelia Fais Harnas

© Amelia Fais Harnas

Enlace: www.trulyamelia.com

No Hay Más Artículos