Verdaderas esculturas para el cuerpo es lo que propone la diseñadora neoyorkina Sandee Shin. La creadora de la firma ARMOR, ha dado vida a joyas minimalistas con una oferta temática absolutamente glamorosa inspirada en la época medieval. Hecha a mano y a medida, cada pieza -cual suerte de armadura- se adapta al cuerpo a partir de cadenas desarrolladas en metales como la plata esterlina, materialidad suave y liviana al tacto, una propuesta que ha ido ascendiendo en las escaleras de la moda gracias a sus finos detalles. Conversamos con Shin, quien durante su break del día en el Central Park se da un descanso antes de volver a su estudio.

Sandee, ¿cuál crees que es el aporte de la joyería al mundo de la moda?

Me gusta pensar que la joyería puede transformar un outfit al instante. Puedes usar pantalones vaqueros y una camiseta, utilizar una pieza de joyería y listo…

¿Qué te impulsó a sentar las primeras bases de ARMOR en 2009?

La verdad es que Armor comenzó como un hobby para mí. No podía encontrar joyas que me gustaran, así que intenté algo por mi cuenta. Hice algunas para mis amigos y ellos me impulsaron a vender mis piezas. Al principio estaba en contra, porque no sabía nada sobre la venta de mi propia línea, pero después de algunas investigaciones y hablando con la gente, finalmente me decidí a dar el siguiente paso.

Vives en Nueva York, cómo lidias con la energía de una urbe tan estimulante y competitiva en términos creativos…

Créeme que no es tan difícil conseguir inspiración en una de las ciudades más grandes del mundo. La motivación de este lugar me mantiene alerta. Todo el mundo lucha por hacerse un nombre, por lo que la competencia es dura. Sólo estoy tratando de introducir algo nuevo en el mercado con mis joyas…

Caminando por las calles, entre la amplia gama de propuestas que puedes ver en vitrina todos los días, ¿cuál te parece más innovadora y atrayente?

Sin duda, uno de mis favoritos es el diseñador americano Rick Owens y Acne. Me encantan las siluetas que son capaces de crear con las telas. Ellos alcanzan resultados espectaculares. Esta es la misma idea que trato de lograr en ARMOR.

¿Qué ha significado para ti el desarrollo de tu última colección ELEVEN?

ELEVEN ha sido una curva de aprendizaje para mí, por lo que es una colección muy personal. He experimentado con diferentes técnicas y trató de introducir nuevas siluetas. También amplio la línea mediante la adición de partículas sólidas como brazaletes, anillos y pulseras. Esta ha sido la serie más emocionante, ver cómo mis dibujos van cobrando vida desde el papel a una pieza producida ha sido increíble. Participé de todo el proceso de fabricación de moldes y por supuesto de la fundición. Era como estar en la escuela, pero he disfrutado cada momento de ella…

¿Qué elementos te gustaría explorar en tu próxima línea?

Me gustaría añadir algunas joyas finas en la nueva colección. Nada demasiado brillante, ya que no es mi estilo, aunque debo decir que soy un gran fan del ónix negro.

¿Satisfecha con el éxito que han tenido tus productos?

Es muy gratificante ver que mis ideas cobran vida. Hasta el día de hoy es surrealista ver a mi colección en las tiendas o en las revistas. ¡Estoy muy agradecida por el apoyo!

Enlace: www.armorjewelry.com

No Hay Más Artículos