Inspirado en la vida cotidiana y en el tatuaje, el talentoso ilustrador español Ricardo Cavolo (30) desnuda en su obra un imaginario único. Fuego, acompañado por criaturas indescriptibles y colores fuertes forman parte de su sello personal, un estilo proveniente de su siempre incansable sed de conocimiento. Y es que el trabajo constante es para este licenciado en Bellas Artes con estudios en ilustración, video, fotografía y pintura, la clave para evolucionar como profesional. Esta valoración sumada a su afán investigativo por el arte anónimo y sin pretensiones han transformado su original propuesta en todo un referente apreciado a nivel nacional e internacional por agencias de publicidad como Sra. Rushmore, Young & Rubicam, Leo Burnett y editoriales, entre las que destacan, SM, Periférica, Lunwerg y Límina. Siempre positivo en sus planteamientos, Cavolo nos entrega en esta entrevista su interesante visión del mundo, una mezcla perfecta de ilusión, juego, libertad, delicadeza y perfeccionamiento técnico.

© Ricardo Cavolo

Ricardo, al parecer el trabajo artístico y creativo te ha interesado siempre y se te ha dado de forma espontánea, ¿no?

Claro, yo nací en el estudio de pintura de mi padre y ya crecí viendo ese proceso como algo natural y una manera más de jugar y divertirme. Llegó un momento en el que empecé a generar mis propias historias y personajes, y tuve una época en la que intenté plasmar todo eso escribiendo. Pero veía que no era bueno escribiendo, así que intenté hacerlo con la ilustración, que es lo que veía más parecido a contar historias escritas y dominaba algo mejor. Luego me di cuenta de que con la ilustración tenía el poder de generar unos sentimientos y sensaciones diferentes que con la palabra escrita, y ahí me he quedado.

© Ricardo Cavolo

Tu familia, ¿qué tan trascendente ha sido en este proceso de aprendizaje?

Mi padre me ha enseñado todo lo que tenía que saber en cuanto a técnica. Él me dio todas las herramientas para poder luego desarrollar mi propio proyecto.

© Ricardo Cavolo

¿Cómo te enfrentas hoy a esta labor tuya como creador?

Mi trabajo lo disfruto cada segundo. Soy capaz de vivir de mi mayor pasión, y eso es impagable. Pero creo que el mejor momento es cuando estoy planificando el próximo proyecto. Aunque también es impagable cuando estás atascado en algo, y el momento en el que das con la solución es algo impresionante.

© Ricardo Cavolo

Tienes un estilo muy particular y rico en simbología. ¿Qué se te viene a la mente cuando piensas en tu estilo?

Creo que lo primero que diría sería que es narrativo. Trato de contar historias, al no poder escribirlas, quiero generar situaciones y relatos enteros con una ilustración. También diría que es recargado, necesito meter toda la información posible en cada pieza, que se entretenida y generar mucha actividad. En el estilo trato de ser sencillo, para que el mensaje no se pierda e intento usar una paleta de colores muy viva y vibrante, que enamore y enganche desde lejos. La percepción del color es algo biológico y animal, y es un gran poder si se sabe usar bien.

© Ricardo Cavolo

¿Cuáles son tus grandes referentes e inspiraciones? ¿Qué tipo de estética te es afín?

Creo que todo me sirve para mi trabajo, pero si tengo que acotar, diría que me interesa lo anormal, lo que vive fuera de los límites de lo que mejor conocemos: la parte outsider de la vida. Y por extensión, todo el arte outsider y el folk art son mi principal fuente y referente plástico. El arte hecho por gente más marginal y que están fuera de los circuitos normales tiene una magia única.

© Ricardo Cavolo

Al parecer los tatuajes también son una pasión para ti. ¿Qué te atrae del arte corporal? ¿Alguna historia detrás de tus tatuajes?

Para mi trabajo, los tatuajes son de gran ayuda, porque es una bonita manera de añadir más información sobre un personaje en la ilustración. Si a un señor con bigote, le añado una serie de tatuajes, podemos sonsacar en qué ha trabajado antes, si está enamorado, qué le guste, qué teme, qué le ayuda… Es su biografía en la piel. Y luego, me parece que el tatuaje tiene un gran componente de magia primitiva, llevar en la piel las cosas que anhelamos o que hemos vivido, y eso mismo son los tatuajes que yo también llevo: son amuletos y recordatorios.

© Ricardo Cavolo

Hablemos de tu proceso de diseño y las técnicas detrás de tu obra…

Mi trabajo es siempre manual en todo momento (evidentemente que tengo que digitalizarlo para enseñarlo on line, pero hasta entonces todo está hecho y terminado a mano). Para mi es muy importante que todo el trabajo lo controle yo con mis manos, eso ocasiona pequeños “fallos” o “accidentes” que hacen de cada dibujo algo único. Y de esta manera consigo entretenerme con mi trabajo, y si esto sucede, mi trabajo entretendrá al espectador. También está el aspecto de que un trabajo hecho a mano tiene un calor especial, y eso la gente lo agradece mucho.

© Ricardo Cavolo

El caso es que sin duda cuentas con una obra muy emocional, es ésta tu principal motivación, la posibilidad de transmitir una realidad diferente…

Así es, me interesa mucho hablar de esa parte menos normal de la vida, pero siempre con un matiz positivo, haciendo ver que lo “raro” también es digno de nuestra atención. Y para esto trato de plasmar historias con mucha ternura y amor, que aunque haya elementos negativos en la historia, el balance global sea positivo.

© Ricardo Cavolo

En España, ¿es muy complejo lograr un espacio?

Tengo que reconocer que no soy muy consciente de la escena actual española. Mi trabajo suele ser para el extranjero, o encaja mejor en otros países. Pero poco a poco empiezo a moverme también dentro de España, y veo que se cumple un tópico ya muy viejo aquí: que es muy difícil hacerte hueco en tu propio país. Pero soy positivo en este aspecto, y sé que trabajando mucho y con perseverancia conseguiré lo que me propongo.

© Ricardo Cavolo

Te descubrimos colaborando con “Campeones de Estampa” y tu trabajo de inmediato capturó nuestra atención. ¿Cómo fue esta experiencia?

Pues fue una magnífica experiencia, porque otra de mis pasiones enfermizas es el fútbol. Yo leo mucho sobre este deporte, veo muchos partidos, y de hecho la mayor parte del tiempo que trabajo en el estudio es viendo partidos de fútbol de todo el mundo. Entonces, aunar en un mismo proyecto arte y fútbol me parece insuperable. Espero hacer muchas cosas de este tipo… Además el trato con los organizadores fue maravilloso. Siempre lo ha sido cuando he trabajado con gente de Chile, necesitaba decirlo…

Y si pensamos en el resto de tus proyectos, ¿cuál destacarías?

Bueno, quizá un trabajo muy importante fue hacer un cartel para el Circo del Sol. Fue un poco mi plataforma de lanzamiento en todo esto, tuvo mucha repercusión a nivel mundial, y para mi fue un trabajo que disfruté mucho. Y por otro lado, acabo de terminar de preparar una nueva exposición de pintura que inauguro el mes que viene, y me siento realmente feliz con el resultado final.

© Ricardo Cavolo

A parte de esta nueva exposición que has preparado, qué otros desafíos vienen en camino, ¿viajarás a nuestro continente?

Siempre he soñado con hacer libros, así que cada vez que ilustro un libro es un trabajo que me llena mucho. De hecho, acaba de publicarse un libro de cocina y música indie que he ilustrado, y voy a empezar a trabajar en un libro bastante especial (del que de momento no puedo decir nada más). También acabo de terminar un mural en la tienda de Urban Outfitters en Londres, y en unos días me voy a Ucrania a pintar un gran mural en una feria de moda y arte. También voy a publicar un libro para niños después del verano, y empezaré a preparar una nueva exposición para comienzos del año que viene. Y por último es posible que después del verano viaje a Perú para montar una exposición allí con piezas nuevas a propósito para la ocasión.

Enlace: www.ricardocavolo.com

No Hay Más Artículos