Es mediodía en North Beach, San Francisco, Estados Unidos. Tras consumir una buena dosis de café, Mez Love, se prepara para abrir Tattoo Boogaloo. Es hora de atender a sus citas del día, un buen porcentaje son clientes habituales quienes llegan a tatuarse piezas que a veces han dejado “stand by” por algunos meses. Cuando la jornada ha terminado, a eso de las 22:00 horas, Mez y sus compañeros de trabajo -Deanna Wardin y Chris Henry- beben un par de cervezas por un “¡salud!” al trabajo bien hecho. Nosotros brindamos con ellos y conversamos con Mez sobre su espectacular portafolio.

Mez, ¿siempre quisiste ser tatuadora?

He estado interesada en los tatuajes desde que era muy joven. La primera vez que vi una revista de tatuajes, pensé: “¡Yo quiero hacer eso!”. Afortunadamente, la ruta correcta se abrió para mí y pude luchar por mi sueño después de la secundaria.

¿Qué hiciste para lograrlo? ¿Cómo aprendiste a tatuar?

Se podría decir que tuve un especie de aprendizaje, aunque lo más seguro es decir que era una broma. El tipo que me enseñó no era tan bueno y yo era demasiado ingenua para reconocerlo. Años más tarde, en mis veinte, comenzó realmente mi educación cuando me acerqué a otros artistas, a menudo online. Les hacía un montón de preguntas, me di cuenta de que lo que yo había estado haciendo estaba mal… Estoy eternamente agradecida a artistas que ni siquiera me conocen, ellos estaban dispuestos a darme su tiempo y ofrecerme algunos consejos sorprendentes.

Llevas trece años tatuando, ¿qué es lo que más disfrutas de este trabajo?

¿Estás bromeando? ¡Todo! He estado haciendo esto por años, y no pasa una semana en la que no de gracias a mi buena estrella por el privilegio de ser una artista del tatuaje. He conectado con gente increíble y he hecho amigos maravillosos, tanto clientes como otros artistas, y todo porque hago lo que hago. Espero hacer una buena vida creando arte, influenciando las opiniones de otras personas para mejor. ¡No hay nada que no haría en este trabajo!

¿Cómo describirías el estilo de Mez Love?

Me han dicho que mi estilo luce “pictórico”. Como si fueran acuarelas o pinturas al óleo. ¡Voy a tomar su palabra! Solamente hago lo que se siente bien. No es muy realista, pero es sin duda influenciado por la realidad.

Qué sientes cuándo alguien te elige para tatuarse…

¡Me siento agradecida, es un honor ser elegida para alterar la apariencia física de alguien para siempre! Trato de darles el mejor tatuaje, no importa el tema o estilo.

Cuando tatúas, ¿requieres un ambiente especial o tienes tu rito personal?

Siempre necesito un cigarrillo antes de empezar, tomar un descanso cada hora, lejos del tatuaje, para volver a él con una perspectiva fresca. Este ritual realmente me ayuda a ver lo que estoy haciendo bien y lo que debe ser ajustado.

¿Algún equipo específico?

Tengo mis máquinas favoritas. Los dos que más uso son de Joshua Carlton, un trazador y uno de sus sombreadores, que uso en casi todos los tatuajes que hago. Tengo un puñado de otras máquinas hechas por él, así como un par más que guardo para cosas muy específicas. Pero los dos que te nombraba son extensiones de mi mano, estaría perdida sin ellos.

Has realizado tatuajes de gran tamaño que requieren mucho tiempo y trabajo. En esta dinámica supongo que naturalmente se crea una buena relación con tus clientes, ¿cómo abordas la fase final de una pieza?

He llegado a casa muy triste cuando termino una pieza de gran tamaño. Bromeo con mis clientes -que están recibiendo mangas u otras piezas grandes durante un largo período de tiempo- con que estamos creando un “bebé tatuaje” y que cuando termine ese período de sesiones habré renunciado a la custodia de mi hijo. Definitivamente es agridulce. También algunos de mis clientes se ponen tan tristes como yo, así es que si me extrañan, al menos yo no estoy sola… (Risas)

En tu opinión, tanto a nivel técnico como emocional, cuál ha sido el tatuaje que te ha dado más satisfacciones…

Hay unos pocos, pero creo que el que me obliga a darme una palmadita en la espalda es una manga que hice de un montón de pin ups con autos clásicos del artista americano Gil Elvgren. El flujo de la misma, los colores, las damas… Creo que es la manga que he estado tratando de hacer desde que empecé. Ayuda el hecho de que el tipo al que hice el tatuaje era una de mis personas favoritas para tatuar. Sencillo, gran piel y un muy buen tipo…

Adoro el Art Nouveu, tienes un portafolio muy interesante en este estilo, ¿qué tipo de artistas influencia tu trabajo actual?

Fuera de la piel, mis artistas favoritos son Gil Elvgren y como bien dices Alphonse Mucha. Son genios con derecho propio. En la piel, la lista es realmente larga. Joshua Carlton, Bob Tyrrell, Darin White, Stephane Chuadesaigues, y muchos más me han influenciado, sobre todo cuando por fin empezaba a entender lo que realmente estaba haciendo. Hay gente nueva que sopla mi mente todos los días.

Y en tu piel, ¿qué tatuaje te sientes orgullosa de llevar?

Bueno, desde que soy una nerd, mi favorito es un retrato que tengo de mi músico por excelencia: Slim Cessna. Es algo doblemente nerd,  porque también fue hecho por mi tatuador favorito, Joshua Carlton. La gente me para todos los días en la calle para preguntar por él, es una pieza impactante que estoy feliz de llevar.

Por estos días, ¿qué ocupa tu tiempo?

Estoy trabajando en tratar de pintar y dibujar más. El tatuaje es y siempre será mi amor número uno, pero me ha encantado tener más tiempo para dedicarme a otros medios últimamente. Creo que cualquier artista se beneficiaría de esta diversificación. Me ha tomado 13 años encontrar el tiempo y la pasión de hacerlo, pero me alegro de que finalmente ocurrió…

¿Qué recomendarías a quienes quisieran probar su talento en este negocio?

Quien quiera entrar en el negocio debe estar dispuesto a ser destruido por lo menos durante tres años. Es un compromiso serio, más que un matrimonio. Les diría que se tomarán tanto a ellos mismos como a este arte en serio. No pregunten por aprendizaje sin un portafolio, y hagan un “buen portafolio”. No hay nada “cool” en convertirse en un artista del tatuaje…

Si pudieses cambiar algo de este negocio, ¿qué sería?

Yo no cambiaría absolutamente nada. Eso sí, me encantaría que los reality shows mostraran el tatuaje de una forma más realista, y también si la gente no decidiera una mañana que va a comprar un kit de tatuajes por ebay para tatuar en sus garajes. Pero eso no va a suceder. La gente ha estado quejándose de las mismas cosas desde que comencé a tatuar, y ellos probablemente lo hacían desde mucho antes. Por eso, todo lo que puedes hacer es dar lo mejor de ti mismo, sin negatividad e intentando predicar con el ejemplo. No me importa si la industria cambia, porque el arte se supone debe es orgánico; estoy agradecida de que la gente siga encontrando nuevas maneras de crear, incluso si con eso me dejan atrás…

Enlace: www.flickr.com/photos/mezdeathhead

No Hay Más Artículos