Pintura, ilustración, grabado y objetos, conforman el cuerpo de trabajo de la artista argentina Marta Vicente. Licenciada en la Facultad de Artes de la Universidad Nacional de Cuyo en 1981, ha realizado numerosas muestras individuales y colectivas, en salas de arte y museos en su país y en el extranjero. La obra de tan talentosa profesional resulta un lujo entre tanta propuesta mediocre y poco imaginativa pensada para los más pequeños. A su manera, Marta despliega en cada pieza inquietantes fantasías armando relatos propios o bien reinterpretando clásicos infantiles de todos los tiempos. Una propuesta inteligente, que invita al espectador –ya sea niño o adulto- a descubrir una historia detrás.

© Marta Vicente - "Postal"

Es así como dicha narrativa eleva el poder de la pintura tradicional a un nuevo eslabón, como si la obra de Marta en su conjunto configurase una pequeña exposición individual abierta a la reflexión del público antes de marcharse a dormir. Sobre este diálogo imaginario y su experiencia en el arte, conversamos con la encantadora creadora mendocina.

© Marta Vicente - "Cena"

Marta, ¿cómo nace esta afinidad tuya por el arte?

Surge de una manera muy natural, casi diría que me acompañó desde que nací. Mi padre era grabador, muralista, escultor, era hábil con las manos y muy curioso. Siempre estaba inventando nuevas formas y materiales. Su mundo lo compartió con su familia. A los 6 años lo acompañaba al campo y pintábamos paisajes. Y nunca pensé que podría hacer otra cosa…

© Marta Vicente - "Niña con Gato"

Estudiaste en la Facultad de Artes de la Universidad Nacional de Cuyo, ¿qué tanto te marcó esta experiencia profesionalmente?

Fue muy importante, me abrió la cabeza, me hizo ver a otros artistas, aunque reconozco que la época que me tocó no fue la mejor. La dictadura militar fue un cerco muy duro y tuve que terminar mis estudios años después.

© Marta Vicente - "Niña con Lobos"

Basada en estos hechos, ¿cómo ves la escena actual de la pintura y la ilustración en Argentina?

No es un tema que me preocupe demasiado, es un mercado incipiente tanto en el campo editorial como en la ilustración misma. Hay una franca división entre el trabajo del ilustrador y el del artista visual. Todavía no tenemos una perspectiva integradora como en otros países.

© Marta Vicente - "La Novia"

Hoy, ¿haces arte para el mundo o para ti?

Sinceramente lo hago para mí, porque lo necesito, me equilibra y me calma.

© Marta Vicente - "Sirena"

¿Sientes que tu obra se ve influenciada por el exterior?

Eso no podría decirlo con certeza, creo que el arte es algo oscuro que surge de lugares profundos de la psiquis y también del inconsciente colectivo. A veces hago algo que veo en otro artista, en el cine o en temas parecidos con mensajes similares. Pienso que lo que cuenta es tu mirada sobre el mundo. Si observas los temas, éstos se repiten desde la prehistoria hasta el cansancio, pero cada artista lo refresca penetra dentro de él y lo que sale ya es distinto. Pienso que todo está hecho. Pero si eso que ya ha sido realizado tiene algo de ti de manera sincera y profunda…lo cambias.

© Marta Vicente - "La Gruta"

Hablando de la estética que enmarca tu propuesta, ¿con qué definición te sientes más afín?

No creo que uno deba encasillarse en un estilo, pero podría decir que me apropio de distintos lenguajes plásticos ya sea del neosurrealismo, el surrealismo pop o el Lowbrow norteamericano, pero también mis grandes amores son los pintores góticos de los países bajos. Ellos bajaron lo sagrado a nuestro mundo real y se sirvieron del simbolismo de los objetos para expresar sus ideas.

© Marta Vicente - "Niña con colibri"

¿Qué técnicas intervienen en el resultado de cada una de tus piezas?

Siempre trabajé con óleo, pero hoy estoy incorporando el lápiz y la témpera. A la hora de imprimir no te sorprenden los resultados.

© Marta Vicente - "Las Hermanas"

Paralelamente te dedicas a la ilustración, siendo autora de varios libros para niños como “La Cajita”,”Pulgarcita”, “Adelaida”,”Din y Don” y “Ñiñas” en los que reinterpretas clásicos infantiles. ¿Qué disfrutas de esta labor y qué aspectos de la ilustración te son apasionantes?

El mundo de los cuentos siempre ha estado presente en mi vida, y paradójicamente no tuve muchos libros de cuentos en mi infancia. Disfruto muchísimo haciendo los libros porque los hago para mí, y como no me conformo fácilmente siempre estoy probando y trabajando las ideas. Justamente ahora sale en España una versión mía del “Patito Feo”. Estuve 5 años con ese proyecto y cuando no le encontraba la vuelta decidía no hacerlo. Pero ahí estuvo detrás un editor que me empujó y ayudó a que el proyecto saliera y se lo agradezco porque es un buen libro.

© Marta Vicente - "Mariposa Nocturna"

Al parecer los libros te han traído muchas satisfacciones…

Así es, sobre todo el haber publicado libros álbum que me abrieron las puertas para que otros temas se introdujeran en mi pintura, algo que me hizo cambiar mucho mi temática.

© Marta Vicente - "Gato Malo"

¿Qué nuevos proyectos tiene Marta Vicente entre manos?

Estoy trabajando con otro clásico pero con una mirada adulta. Un proyecto que primero se gesta desde adentro en base a las lecturas provenientes del teatro y el cine, ambas me ayudan mucho. Como dice un poeta “Alma se tiene a veces /nadie la posee sin pausa/ y para siempre”.

© Marta Vicente - "Nocturno"

Enlace: www.martavicente.com.ar

No Hay Más Artículos