Desde hace siete años, la talentosa artista digital y diseñadora gráfica Marcela Bolívar experimenta desarrollando obras de arte basadas en fotografías que pasan por un fuerte proceso de transformación y montaje. Oriunda de Cali, ciudad en medio de un valle al occidente de Colombia, Marcela se ha criado en un ambiente de vegetación exuberante rodeado por montañas. La presencia de tan marcados elementos naturales ha influenciado sus fotografías además de la saturación en color de la mayoría de sus imágenes.

© Marcela Bolívar - "Mercury I"

Apoyada por un portátil, una cámara, una tableta digitalizadora y un escáner, Marcela apela a sus recuerdos para lograr mundos solitarios que dan pie a la reflexión en torno a la naturaleza humana y sus complejas emociones. El resultado, piezas que en detalle representan una expresión más bien cercana a la pintura, una impresionante propuesta de la que conversamos en exclusiva con su creadora.

© Marcela Bolívar - "Mercury III"

Fotografía, arte y tecnología son tres conceptos esenciales en tu oficio. Pero, ¿cómo se define esta pasión tuya por crear universos surrealistas?

Después de años pintando y dibujando en mi adolescencia, tuve mi primera cámara digital y me gustó la idea de dedicarme a la fotografía por un cambio, pero lo que terminé haciendo con ella fue unir mis dibujos y las capturas que tomaba de objetos o lugares que me inspiraban.

© Marcela Bolívar - "Mercury V"

Y qué te pareció interesante de un área como el fotomontaje digital, la libertad de acción, quizás…

Lo que me atrajo del fotomontaje fue el proceso de recolección de capturas reales y su gradual transformación hasta hacerlas pertenecer a un universo nuevo e inexistente. Cuando termino una imagen recuerdo muy bien dónde y bajo qué circunstancias se tomó cada uno de sus elementos, y cómo todos ellos convergen en una historia nueva, todos son diferentes a lo que alguna vez estuvo frente a la cámara. El fotomontaje es a su vez una técnica muy usada en el diseño gráfico pero con muchas posibilidades de expresión artística, y siento que esto me libera de la idea de tener que pertenecer completamente a uno de estos campos.

© Marcela Bolívar - "Sulfur III"

A través de esta técnica, ¿sientes que has logrado potenciar una expresión más bien pictórica en tu propuesta?

Sí, siento que he logrado potenciar la cualidad pictórica de mi técnica al estar muy consciente de la transformación de los elementos y de mi meticulosidad en la aplicación de texturas, pintura e iluminación.

© Marcela Bolívar - "Sulfur IV"

Seguramente te cuesta definir un estilo debido a la constante evolución de tu trabajo, ¿no?

Así es, aunque sombrío, intrincado y febril son tal vez los adjetivos más consistentes en mis trabajos.

Y qué inspira a este trabajo oscuro y dramático que configuras cada día…

Suelo pensar en historias o una línea de sucesos muy visuales y congelar los momentos en los que todos los elementos están tensionados, a punto de rendirse o perder su forma original, lo que lleva a sentir este dramatismo ligeramente reprimido. La oscuridad recurrente en los temas son simplemente reflexiones de sucesos cotidianos en una vida humana, ejemplificados y descontextualizados en sueños (pesadillas o alucinaciones) y emociones descontroladas (fobias u obsesiones).

© Marcela Bolívar - "Sulfur V"

Estas obsesiones y sueños de los que hablas, ¿cómo alimentan tu creatividad y la posterior conceptualización de tus imágenes?

Siempre llevo conmigo una libreta, cada vez que tengo una idea, sea clara o muy vaga la anoto o la dibujo. A veces defino muy bien los bocetos a lápiz, otras simplemente me dejo llevar por una sensación o atmósfera. Tomo las fotos que necesito, hago una lista de los elementos que necesito hacer (como máscaras, texturas en pintura, etc.). El resto es un ensamblaje digital de todos estos retazos. Los conceptos usualmente nacen de preguntas o temas que se repiten en mi vida o que llaman especialmente mi atención, ya sea porque sean situaciones que me confunden, asusten o complacen. La ejecución visual es en los mejores casos, una catarsis.

© Marcela Bolívar - "Cenizas II"

¿Qué software utilizas y cuáles son tus herramientas favoritas?

Uso Photoshop. Mis imágenes están basadas en máscaras, tanto la iluminación como los detalles los refino ahí. Uso mucho liquify, warp, gaussian blur y selective color.

© Marcela Bolívar - "Cenizas IV"

¿Cuáles dirías que son tus principales referentes creativos?

En el campo digital y fotográfico: Fredrik Ödman, Joel-Peter Witkin, Micheal Harp, Daniel Cascone, Tom Chambers, Aurélien Police, Mario Sánchez Nevado, Erlend Mork y Quentin Lënw.

© Marcela Bolívar - Dusk of Hallows"

En tu website podemos contemplar una interesante gama de proyectos y también videos tutoriales que muestran en detalle su desarrollo. ¿Existe para ti alguna pieza especial debido a lo que expresa o bien a su dificultad?

“Dusk of hallows” (inspirado en una canción de Corpus Delicti), tuvo un proceso muy especial, pues llevó tiempo y esfuerzo pero no en el computador, sino en la elaboración de la máscara, es básicamente una fotografía sin mucha manipulación. Es especial porque fue un escape del mundo digital donde todo puede ser casi perfecto, en este objeto que podía tocar y moldear pude reflexionar aún más sobre la forma en que estaba abordando mi trabajo. De mis más recientes “Ceniza III” fue muy divertida de hacer y es prácticamente igual al boceto que hice en un principio después de ver la escena en un sueño muy complejo, jugar con el agua y las texturas fue una experiencia muy agradable pero más aún volver “real” la imagen exacta que tenía en mi cabeza.

© Marcela Bolívar - "Cenizas III"

Hoy vives un muy buen momento profesional y has tenido la posibilidad de exponer en múltiples galerías. Dada tu experiencia, ¿cómo observas el estado actual del arte digital en Colombia?

Hay creadores de mucho nivel en Colombia, el arte digital está de todas formas más ligado a la ilustración y al diseño gráfico y a proyectos audiovisuales. Cada vez son más las personas interesadas y dedicadas a esto y todo el mundo lo aplica a campos muy distintos, es interesante notar eso. Aun así, la fotografía sigue muy separada de la ilustración o de procesos digitales más extremos.

© Marcela Bolívar - "To The Shadows"

El mercado del arte digital cada día es más exigente, ¿cómo afrontas este desafío de perfeccionar tu trabajo y qué te ha costado más de este proceso?

Saber bien dónde ubicarme o cómo presentar mi trabajo. Al ser diseñadora gráfica la gente suele esperar un tipo de portafolio muy distinto al que tengo, y al mismo tiempo no puedo decir que soy fotógrafa o artista pues combino muchas técnicas. A veces no presto atención a esto pero es importante saber en qué corriente proyectarse para tener más oportunidades interesantes.

© Marcela Bolívar - "Cenizas V"

Para finalizar, ¿cómo te proyectas como artista?

Por ahora me estoy dedicando a ilustrar para bandas y músicos que son mis trabajos favoritos. Siempre estoy abierta a diferentes tipos de proyectos y lo que puedan aportarme profesionalmente.

Enlace: www.graydecay.com

No Hay Más Artículos