Edificaciones imposibles habitan el caótico universo del fotógrafo y artista visual estadounidense Jim Kazanjian. Radicado en Portland, Jim apuesta por descontextualizar la arquitectura, por respirar una nueva estética de la decadencia plagada de construcciones quebradizas que son para Kazanjian muestra de su constante necesidad de experimentación, un quiebre que juega con las nociones establecidas en el tiempo y el espacio generando un universo que fusiona, pasado y presente. Temporalidad de la que conversamos en esta entrevista.

© Jim Kazanjian

Jim, ¿en qué instante te interesas en la fotografía como medio para desarrollar tu trabajo compositivo?

No estoy seguro, pero debe haber sido cuando era muy joven pues no puedo recordar ni un instante en que no me gustara la fotografía. Debo haber comenzado a sacar fotos a los siete años quizás.

© Jim Kazanjian

¿Qué te llamó la atención de esta disciplina?

Creo que el aspecto de inmersión de la fotografía y su tendencia a ser vista como un documento objetivo de la realidad fue algo que me resultó increíblemente fascinante.

© Jim Kazanjian

Bajo esta premisa, ¿por qué crees que has llegado a profundizar en una temática tan interesante como la arquitectura y su vínculo con el individuo?

Para empezar, creo que mi atención se centra en el espacio dentro de la fotografía. Para mi tiene que ver con el ambiente y con la necesidad de lograr hacerlo resonar. Me siento fascinado con lo inherente a la propiedad en la arquitectura, aquello que permite generar constructos narrativos, especialmente con un medio como la fotografía. Por ello, uso la arquitectura como dispositivo para reforzar, así como para distorsionar la percepción del tiempo y el espacio del espectador. Esto se traduce en una tensión visual la cual creo es la clave para crear una imagen que funcione.

© Jim Kazanjian

¿Qué te causa curiosidad de aquella extraña relación entre los seres humanos y los edificios?

El vínculo que más me intriga es como la arquitectura puede delinear y definir al humano modelando su experiencia.

© Jim Kazanjian

Y tu experiencia como individuo por qué o quiénes se ha visto influenciada…

Mi trabajo reciente está inspirado por clásicos escritores de horror y ficción como H.P Lovecraft, Allegron Blackwood y Arthur Machen. La inquietante atmósfera que estos autores producen es muy cautivadora. De allí me he sentido interesado en condensar y expandir estos espacios narrativos en un medio visual como la fotografía.

© Jim Kazanjian

De hecho, tu trabajo nos entrega una sensación de habitabilidad fragmentada, de vacío y nostalgia. ¿Cómo concretizas estos conceptos en tu fotografía?

La verdad es que la mayoría del tiempo mis ideas son deformes y a medio hacer. Es sólo a través del proceso de trabajo que ellas comienzan a ganar claridad. Me inspiro frecuentemente en originales que he juntado. Esas fotografías abarcan una amplia variedad de temas y lugares, la mayoría de ellos muy comunes. Recorrer todo ese material visual es muy atractivo, y por momentos me insinúa otra dimensión que está esperando ser revelada.

© Jim Kazanjian

Al ser tus imágenes composiciones hechas a partir de fotografías que encuentras online te conviertes en un recolector y a la vez en un creador de nuevos paisajes, muchas veces abstractos e imposibles de categorizar. ¿Qué técnicas intervienen en este proceso?

Recojo partes de fotos y las uso como material para construir una nueva foto. Ahora estoy trabajando con unas 50 imágenes para luego crear una sola composición. En cuanto a mi técnica, diría que se ha desarrollado a la par de los avances en hardware y softwares. Una gran parte de mi proceso es conducido por la tecnología. Todo se volvió mucho más efectivo cuando dejé de usar la cámara y comencé a cosechar el material online. Ya no estoy obligado a conceptualizar la imagen por lo que puedo hacer que el trabajo se desarrolle de manera fluida, lo cual creo me entrega mejores resultados.

© Jim Kazanjian

¿Y qué resultados anhelas alcanzar?

Mi trabajo básicamente es un intento de palpar lo sublime.

© Jim Kazanjian

Al observar tu trabajo y la evolución que ha tenido a través del tiempo, ¿qué reflexiones vienen a tu mente?

Mientras veo mis trabajos antiguos más cosas quiero corregirles. Mis habilidades con el software están en constante evolución así es que siempre está el deseo de retomar piezas antiguas para modificarlas, pero nunca lo hago…

© Jim Kazanjian

Suele pasar. Ahora pensando en nuevos rumbos para tu arte, ¿hacia donde va Jim Kazanjian

Hacia nada concreto. Me gusta mantenerme tan vago como sea posible. Si planeo mucho algo por adelantado generalmente termino perdiendo el interés. Disfruto del elemento sorpresa, pues hace que todo el proceso sea mucho más interesante…

Enlace: wwww.kazanjian.net

No Hay Más Artículos