Un estilo fotográfico misterioso, original y decadente es el sello del artista estadounidense Jamie Baldridge (37). El también escritor, pintor e ilustrador, ha hecho de su trabajo un muy llamativo referente para los amantes de la tendencia surrealista. A partir de elaboradas técnicas, este devoto del existencialismo y el análisis Junguiano crea imágenes inspiradas en sus temáticas preferidas, caracterizadas por el uso de texturas que bien recuerdan a su trabajo pictórico previo, un siempre inquietante universo de ensoñaciones y pesadillas abiertas a la reflexión. La infancia de Jamie en un pequeño pueblo al sur de los Estados Unidos, fue una etapa llena de contrastes. Un libro titulado “101 Fairy Tales” –descubierto en un viejo baúl del desván de su abuela- le abrió la mirada hacia un nuevo universo hasta ahora desconocido.

© Jamie Baldridge - "Vox Dei, third movement"

Fue así como tras obtener un título en Teología y Escritura Creativa en la Universidad Estatal de Lousiana, Baldridge sigue sus instintos y con un BFA en Fotografía logra resultados únicos. Jamie trabaja en gran formato con cámaras digitales de alta resolución de 35 mm usando además varias aplicaciones de software para componer sus mundos, casi meramente sintéticos, formados por varias fotografías y reproducciones digitales. Sus héroes y heroínas -sumidos en el tedio y la mendacidad de modo simbólico- se burlan de nuestros propios esfuerzos por sobrevivir en el mundo real. Se trata de una invitación al espectador a experimentar la trascendencia y la maravilla del vodevil por encima del tedio de la vida diaria. Son estas metáforas visuales las que han convertido a Baldridge en todo un personaje para revistas especializadas a nivel internacional que han visto con muy buenos ojos su apuesta que por estos días lo ha llevado a las aulas del mismo sitio donde estudió, desarrollando una exitosa carrera académica, que forma parte de esta conversación.

© Jamie Baldridge - "The Vanity of Oneirology"

Jamie, ¿a qué edad se gatillo este amor tuyo por el arte y qué destacas de la fotografía como disciplina creativa?

Empecé a interesarme en el arte a una edad muy temprana, tal vez 12 o 13 años. Comencé a trabajar en la fotografía en la universidad hace más de una década, después de haber sido pintor. Lo más fascinante de la fotografía para mí es que ahora se cruza con la tecnología digital, lo que me permite crear piezas completamente ficcionales, aunque creíbles mundos imaginarios.

© Jamie Baldridge - "The Ten Penny Prophet"

Surrealismo y una estética bizarra y agobiante son tu sello. ¿Siempre sentiste un apego especial por lo grotesco?

Sí, he estado fascinado con los sueños y las pesadillas durante tanto tiempo como puedo recordar.

© Jamie Baldridge - "Perpetual Motion"

¿Sientes que este tipo de estética también es una forma de belleza?

¡Por supuesto! Desde la obra de Arcimboldo a Dalí, creo que hay belleza en la oscuridad.

© Jamie Baldridge - "Hydrocephalus"

A parte de estos grandes creadores, ¿qué otros referentes tienes o qué temáticas te resultan interesantes al momento de fotografiar?

Me siento inspirado por el conocimiento y el descubrimiento. Mi curiosidad me empuja en direcciones tan dispares como la literatura, la filosofía, la psicología, la religión, la política, la ciencia y la historia.

© Jamie Baldridge - "Balancing Gibraltar"

¿Existe algún mensaje detrás de tu propuesta?

Nunca he tenido un mensaje especial que transmitir en mi trabajo. Simplemente quiero llevar al espectador a aquellos lugares que veo en mi imaginación y generar un sentido de lo maravilloso que resulta lo surrealista.

© Jamie Baldridge - "Babylon"

Bajo este lineamiento, ¿cómo categorizarías tu estilo y qué detalles podrías contarnos de tu proceso creativo?

El estilo que mejor puede describir mi trabajo es el surrealismo o realismo mágico. Mi proceso de diseño es muy largo, primero comienzo con dibujos, a continuación sigo con las representaciones digitales, luego las sesiones de fotos y, finalmente, la composición de los distintos elementos juntos en una imagen transparente y creíble. Mientras trabajo, suelo escuchar música clásica o ambiental. Me encanta Thievery Corporation, Gotan Project, Gorillaz y muchos otros para nombrar…

© Jamie Baldridge - "A Difference Engine Contemplates an Ontological Certainty"

Uno de tus últimos trabajos se titula “Belle Époque”, ¿cómo surge el concepto detrás de esta serie?

“Belle Époque” nace de la inquietud en mi mente provocada por toda la agitación en el mundo actual. En occidente, vivimos en una sociedad muy conflictiva, materialista e insatisfecha. Los personajes son todos los aspectos de mi propia personalidad, la neurosis y mis reacciones internas a los problemas que veo a mi alrededor.

© Jamie Baldridge - "A day of rest"

¿Qué uso le das a Photoshop?

Sin Photoshop no podría hacer lo que hago. Lo uso para la creación de texturas, la edición de fotografías y la composición final de mis versiones digitales.

© Jamie Baldridge - "Visitation"

Además de ser fotógrafo y artista digital también eres profesor. ¿Cómo ha influenciado la docencia tu perspectiva del arte?

Me encanta la enseñanza, le da un enfoque a mi pasión por el arte. Me permite llevar todo lo que sé dentro de la sala de clases para compartirlo con mis estudiantes. Lo más importante de ser profesor es que me motiva a seguir el ritmo de la evolución del arte y la tecnología para mantenerme al día en lo académico.

© Jamie Baldridge - "The Sorrows of Arthur Tell"

¿Qué nuevos proyectos tienes en mente para este 2012?

Estoy terminando mi último libro “Almost Fiction” (Modernbook Editions, junio de 2012), y trabajando en una nueva serie titulada “Playing with Arsenic” que tiene cronológicamente lugar después de la “Belle Époque”. También estoy preparando un gran espectáculo para mayo con Bernhard Burhman en la galería Carbon 12 de Dubai.

Enlace: www.jamiebaldridge.com

No Hay Más Artículos