Los diseñadores alemanes Eva Howitz (1982) y Frieder Weissbach (1975) conforman la marca Howitzweissbach, conocida en tierras europeas por su primera y fantástica ópera prima “Eins the Game” inspirada en la Bauhaus. En ella funcionalidad, simplicidad y una perfecta selección de colores se conjugan armónicamente, generado una propuesta de calidad, sello que se repite en su colección más reciente -“Drei Tatra”- y en sus nuevas piezas, zapatos, medias y lujosos accesorios, destacados por sus originales tejidos y materialidades.

Fabricados exclusivamente en Leipzig, los productos Howitzweissbach además de ser socialmente responsables reflejan las habilidades de esta dupla, la que inspirada en el trabajo de artistas, diseñadores, fotógrafos y músicos, realiza un viaje a través de conceptos tan extravagantes como sus personalidades.

Eva y Frieder, ambos tienen pasados ligados a la creatividad, pero exactamente en qué momento se encuentran…

Cuando entramos a estudiar diseño de moda en Burg Giebichenstein en la ciudad de Halle, una pequeña pero hermosa Universidad de Arte y Diseño.

¿Qué recuerdos tienen de su paso por esta casa de estudios?

Tuvimos la posibilidad de probar todo lo que quisimos. Nos vimos obligados a hacer cosas extrañas pero lo más importante fue que se nos permitió experimentar y hacer lo que teníamos en la cabeza, por lo que salimos de la escuela con una actitud muy fuerte…

Esta prestancia les permitió entender también la moda -en términos económicos- como una industria de dulce y agraz, ¿no?

Así es, la moda es un negocio duro y con normas muy anticuadas, lamentablemente sólo algunos son capaces de luchar contra ellas. No obstante, para nosotros cada proyecto que hemos iniciado ha sido una gran satisfacción…

Sobre todo la creación de su propia empresa, ¿fue todo tan rápido?

Casi inmediato, luego de graduarnos en 2008 comenzamos a trabajar juntos en nuestra propia marca Howitzweissbach y presentamos nuestra primera colección “Eins the Game” en Paris, en marzo de 2010.

“Eins the Game” sin duda deja en claro los altos estándares en diseño que plantean también en su última serie “Drei Tatra”. Se nota que hay sinergia entre ustedes…

Curiosamente tenemos el mismo punto de vista respecto a las cosas, sentimos, creemos lo mismo y aceptamos las críticas. Somos cómplices en este gran y loco circo de la moda.

Qué aspectos creen que definen la propuesta de Howitzweissbach…

Nuestras colecciones son declaraciones. Somos lo suficientemente valientes como para mostrar colores, formas y gráficas extrañas, poderosas y con mucha ironía. Nuestra moda está hecha para hombres y mujeres valientes y fuertes.

Es curioso que pese a toda la vanguardia que destilan sus prendas, ustedes no crean en lo “nuevo”…

Exactamente, no creemos en lo “nuevo”. Y es simple, porque ¿qué hay de nuevo? En el fondo sólo sabemos de peculiaridades, vivimos en un cosmos propio, mezclamos nuestra infancia, pensamos en Europa del este, nos sumergimos en el diseño gráfico, en el constructivismo, el arte de Leipzig, la música de amigos y en nuestro sentido del humor. ¡Todo el mundo está invitado a entrar en nuestro mundo!

Y en este universo de texturas que exploran a diario, ¿qué materialidades les son más cercanas?

La seda, pero sin brillo, el loden austríaco de colores brillantes, la suave piel de napa y el algodón ligero y acogedor.

Me gustan los adelantos. ¿Qué podrían contarnos sobre el concepto detrás de su próxima colección?

La colección “Vier High Class Robbery” es una disputa estética. Si conoces “El traje nuevo del emperador” de Hans Christian Andersen tienes un punto a favor pues para el concepto hemos pensado en los farsantes, la gente pomposa y snob, en la vanidad y en lo presuntuoso. En esta serie la imagen cuenta más que la esencia o el fondo, esperamos que sea un éxito.

Enlace: www.howitzweissbach.com

No Hay Más Artículos