El arte de Hikari Shimoda desconcierta. Sus niños retorcidos protagonizan asombrosas pinturas que encarnan el aislamiento, la duda, la frustración y la incomprensión de una época tan compleja como lo es la infancia, un periodo que marca nuestra memoria y nos define. Cada imagen es tan poderosa que traspasa su formato, como si se tratara de una batalla por ajustarse a la adultez, añorando aún la niñez perdida. Con tan sólo 27 años, Hikari dedica sus días en Nagano (Japón) a dibujar, sobre todo por la tarde, donde aflora su inspiración naturalmente.  Para ella, el secreto de la supervivencia es observar, sentir y escuchar, liberando emociones acumuladas y no verbalizadas de las que hablamos a continuación.

© Hikari Shimoda

Hikari, cuéntame sobre tus inicios en la pintura…

Luego de graduarme del colegio, estudié en la Kyoto Saga University of Art, donde aprendí sobre el concepto y cómo expresar mis ideas en mi trabajo como ilustradora, pero me di cuenta de que no era lo mío, porque lo que hago se acerca más a la pintura, un reflejo de mi mundo.

© Hikari Shimoda

Este universo que trasmites a través de tus imágenes, sus colores y texturas, me transportan inmediatamente a la infancia. ¿Qué te atrae de esta etapa de la vida?

La mayoría de mis motivos son niños cuyas edades fluctúan alrededor de los diez a quince años de edad. Me cautiva su intento de ajustarse a sí mismos y a un ambiente moderno, algo que para mí parece ser una muy dura batalla. Ellos viven una época de inestabilidad al pasar de niños y adultos. Por ello recojo su actitud retorcida y su sentir hacia el mundo exterior, y lo expreso a través de su cuerpo físico, el cual aún no ha sido balanceado. A través de su inestable presencia, puedo expresar los profundos sentimientos que tengo en mi interior: dolor, alienación y amor. Creo que los adultos -quienes alguna fueron niños- sienten compasión por los pequeños que yo pinto.

© Hikari Shimoda

Dime, además de la infancia, ¿qué otras temáticas te inspiran?

Me interesan los temas sociales, expresados a través de mi propia experiencia. Mediante Internet me comunico con mucha gente, con artistas de mi misma edad con los que comparto diferentes sensibilidades. Algo muy emocionante…

© Hikari Shimoda

¿Tienes algún método específico cuando estás frente al lienzo?

Utilizo acrílico y acuarela. Primero hago al azar una coloración irregular que completo con la aplicación de un color opuesto en muchas capas delgadas una sobre otra que no se mezclan en la pintura, sino que cuando el color se aplica a la mezcla, parece diluido, nublado.

© Hikari Shimoda

En qué piensas cuando trabajas en los ojos de tus personajes…

Pinto a través de mis ojos de niña, dibujo mis propias emociones y sentimientos de soledad, ansiedad y tristeza.

© Hikari Shimoda

Hay dos de tus obras que me han fascinado. “Easy Sadness” y “Alice” ¿Qué concepto intentas plasma en ellas?

Aunque el título es “Alice”, este trabajo no es una imagen inspirada en Lewis Carroll, sino una obra que hace referencia a un motivo original de Japón. El mundo de Alicia es traducido con frecuencia como  “hermoso”, “misterioso” y “fantasioso”, esta idea fue trabajada libremente, bajo el concepto de “un adulto es un niño maduro”.  En el caso de “Easy Sadness”, ella es la celebración de “nadie”. Tiene el mismo aspecto de alguien que muere. Creo que la muerte para una persona moderna no es muy fuerte, no influencia mucho en su vida. En las noticias vemos cientos de fallecimientos y a nadie le importa. El cielo siempre tendrá un buen clima y la flor madre decorará los funerales a través de todo Japón.

© Hikari Shimoda

¿Qué planes tienes para este año?

Tengo una exposición para abril en la Foley Gallery en Chelsea, Nueva York. Este año también participaré en varias exhibiciones en Japón. Mucha gente alrededor del mundo sigue mi trabajo y yo continuaré dibujando sin parar…

© Hikari Shimoda

Enlace:www.hikarishimoda.com

No Hay Más Artículos