Erotismo, fuerza y sensualidad proyecta la obra de Emma Sheldrake. Proveniente de una familia de artistas esta talentosa australiana de 35 años ha trabajado en la industria creativa desde que se licenció en 1995 en Artes Visuales y Diseño Gráfico en la Universidad de Griffith, ganándose rápidamente un espacio gracias a su estilo pictórico espontáneo y cautivante. Cada una de sus piezas destila pasión, mezclando movimientos tan atrayentes como el Arte Figurativo y el Pop Art para dar paso a un erotismo sutil enmarcado en la figura de la mujer. Sheldrake ha sido Directora de Arte en la agencia George Patterson Bates, responsable de Publicidad y Diseño Gráfico en la Universidad de Griffith y hoy dedica sus fuerzas hacia la dirección creativa de su propio estudio: Sheldrake Creative. La obra de Emma ha sido difundida en numerosas publicaciones e incluso se ha transformado en objeto de interés televisivo debido a su crítica social en torno a la belleza, tema del que hablamos con ella en exclusiva para Anormalmag.

Emma, empecemos con una mini biografía tuya para nuestros amigos de Anormalmag.

Ok. Mi nombre es Emma Sheldrake, trabajo como artista y diseñadora gráfica, soy una especie de loca conejita creativa con mucha energía heredada de mis padres, ambos artistas. El arte está en mi sangre, inevitablemente…

E inevitablemente amas Australia, entre otras cosas…

¡Claro! además de surfear, pintar, bailar, pinchar discos, la música, el acroyoga, los gatos y reír de lo lindo.

Siendo tan enérgica, ¿qué es lo primero que haces por la mañana?

Acabo de mudarme a la costa así es que trato de surfear durante las primeras horas del día, luego me dedico a pintar o a hacer trabajos de diseño gráfico, siempre en función a encargos o exposiciones. He instalado mi propio estudio, el que ha abierto muchas puertas nuevas para mí, algo realmente emocionante…

Siempre has estado en contacto con el arte y al parecer tus padres han tenido una gran influencia en tu formación profesional. ¿Qué rescatas de ser artista?

La posibilidad de ser libre y expresarme a través de lo creativo. Amo perderme en el proceso pictórico, es como meditar y volverse loco a la vez.

Y en esta suerte de meditación como describirías tu estilo…

Es Pop, figurativo, suave, erótico y espontáneo.

Dime, ¿en qué te concentras cuando inicias un retrato?

Para ser honesta, mi proceso es bastante disperso. Veo a una persona en la calle y quiero pintarla, pero me tomo mi tiempo sacando fotos y planeando cada paso; o bien, busco una imagen que me inspire, idealmente con el objetivo de encontrar el estilo que necesito para lograr determinada pieza. Luego dibujo, escaneo, manipulo, utilizo stencils, óleos, acrílicos y esmalte. A la hora de crear, me detengo en los ojos, las gotas dejan en la pintura ese aspecto húmedo que perpetúa en el espectador el momento de la creación. Adoro que mis pinturas parezcan húmedas, chorreadas y así mantener este estilo intencionalmente. El resto de la imagen es, la mayoría de las veces, más bien desenfocada, con falta de definición. Así, me pierdo viajando a través de pinceles gruesos y grandes cantidades de pintura; nunca me tomo el trabajo muy enserio, prefiero dejarlo fluir y que hable por sí mismo.

Algo que me impresiona de tu obra es la idea de combinar trazos gruesos y goteos que le imprimen gran carácter a los rostros. Cuéntanos sobre tu placer por explorar estas directrices…

Disfruto observando la fachada de todo, el arte de seducción de una marca, la industria de la moda. En mis retratos no me gusta la suavidad, prefiero los bordes, el capricho, lo felino, la sensación que provoca el rostro al gritar “te quiero” de una forma artística e innovadora. Por ello, selecciono a mis modelos basada en mi reacción al verlos, en nuestra energía.

¡Este goteo de las pinturas en el rostro es fantástico!. Le da a las miradas una expresión distinta, hipnotizante, más humana. ¿Por qué te atrae la figura femenina y sobre todo los ojos?

Me excita la idea de capturar el poder los ojos, sobre todo en una mujer con estilo, en la que son ellos los que hablan. Personalmente, soy una devota de los ojos verdes, adoro el hecho de perderme en la mirada de otra persona y ver una multitud de facetas en ella, tanto energéticamente como visualmente en todo su espectro de colores.

Pero detrás de tus retratos también yace implícita una fuerte crítica en torno a la industria de la moda. ¿Cómo crees que el término “belleza” es abordado por los medios de comunicación?

Los medios son un teatro lleno de actores donde todo es fabricado y controlado mediante Photoshop, generando un concepto de perfección realmente inalcanzable para la mayoría de la gente. Por eso me gusta distorsionar las líneas de simetría en mi trabajo, creo que ello se ve evidenciado en las gotas, y la abstracción misma de cada proyecto.

A lo largo de tu carrera has recibido numerosos premios y realizado varias exposiciones tanto en Australia como en el extranjero. ¿En qué te gustaría concentrar tus fuerzas durante este 2011?

Quiero explorar y agregar nuevos elementos a mi estilo. Me gusta la simplificación en mi trabajo, pero también desarrollar procesos más realistas. Me encantaría explorar más el óleo y el tema cultural. Hice algo de pintura en vivo en un festival musical llamado Woodford Folk Festival acá en Australia. También me fascina la idea de poder trabajar con artistas callejeros y ser más sincera con mis procesos, nos sobrecargándome demasiado con proyectos. Este año, sin duda, estaré concentrada en una muestra personal y un par de muestras grupales en el exterior.

Enlace: www.sheldrakecreative.com

No Hay Más Artículos