Un personaje único es Conrado Rafael Maletá, arquitecto, fotógrafo y artista multidisciplinario que ha hecho del arte una forma de vida. Considerado un trotamundos, Conrado ha iniciado desde Santiago de Cuba un recorrido sin final entre la diversidad, forjando una propuesta creativa en la que se cruzan medios, formatos, culturas y experiencias. “Nací así, sin remedios y para bien o mal. Esto del arte es una manera y una ideología de vivir más que un método, un gusto o una profesión”, parte Conrado contándonos en esta entrevista desde su estación actual Tel Aviv, Israel.

© Conrado Rafael Maletá | A veces la canción es solamente un largo poema que los viejos borrachos no recuerdan ni podrán recordar.

© Conrado Rafael Maletá | A veces la canción es solamente un largo poema que los viejos borrachos no recuerdan ni podrán recordar.

Conrado, durante tu vida te has movido entre Cuba, España e Israel, ¿cómo crees que este recorrido ha modelado tu labor creativa?

Cada sitio me ha ayudado mucho en mi desarrollo profesional y humano. Por ejemplo, ahora no creo que yo sea capaz de trabajar en función de un “estilo”. Tampoco me siento capaz de definir una especie de signo o código visual personal que me defina, eso me parecería claustrofóbico y auto limitador debido a que mi recorrido existencial ha pasado por tantos rincones de tan disímiles culturas que me ha obligado a ser mucho más flexible no sólo en el cerebro sino en la mano y el corazón.

© Conrado Rafael Maletá | Canción Apologética relativa a la belleza. ¡Tú sabes lo que quieres!

© Conrado Rafael Maletá | Canción Apologética relativa a la belleza. ¡Tú sabes lo que quieres!

Entonces esto de ser un “trotamundos” es emocional y personalmente una experiencia reveladora, ¿no?

En el sentido suprapersonal, yo creo que he dejado de ser un ser humano “patriótico”, con amarres locales y específicos; legales, lingüísticos y culturales. He dejado atrás mi paladeo de la humanidad como algo particular para comenzar a entender y verme a mí mismo como un ente global. Es difícil acceder a la comprensión de lo global fuera de la mal llamada globalización. No estoy viviendo el mundo desde un ordenador ni desde la pantalla de la televisión, lo hago a tiempo real. No en vacaciones sino en viajes que duran años…

© Conrado Rafael Maletá | Con un largo y fortÍsimo aullido, el lobo dejó desnuda a la luna de negros brazos.

© Conrado Rafael Maletá | Con un largo y fortísimo aullido, el lobo dejó desnuda a la luna de negros brazos.

¿Te sientes más artista que arquitecto?

Si bien soy arquitecto de profesión nunca he sido más que un artista de oficio. No hay necesidad de vocación porque lo que uno hace no necesita una justificación ni un curso, está con uno en los genes y las neuronas desde siempre.

© Conrado Rafael Maletá | Duerme tranquilo dulce Caballero, aquí en la esquina del Jardín de la Vida.

© Conrado Rafael Maletá | Duerme tranquilo dulce Caballero, aquí en la esquina del Jardín de la Vida.

¿Y cuáles han sido los aportes y desventajas de la arquitectura en tu aprendizaje?

El ser arquitecto te otorga disciplina, una conciencia de trabajo y de programa que hasta el presente desconozco en la mayoría de los graduados de las escuelas de arte. Al mismo tiempo el ser arquitecto te cierra muchas puertas en el medio del arte, galerístico y comercial porque no se dejan muchas hendijas abiertas para profesionales formados fuera de las academias, lo cual es lastimoso.

© Conrado Rafael Maletá | Habeis oído que fue dicho, Amarás a tu projimo y odiaras a tu enemigo.

© Conrado Rafael Maletá | Habeís oído que fue dicho, Amarás a tu projimo y odiarás a tu enemigo.

Esta cualidad de ser un artista multidisciplinario -arquitecto, pintor, dibujante, fotógrafo y performer- te convierte en un tipo con una inagotable inquietud creativa. ¿Qué fuerza crees que gatilla en ti esta necesidad de crear?

¡Gracias por lo de inagotable! ¡Ojalá fuera así hasta el último día de mi vida! Usualmente se dice que las personas en algún o algunos momentos de su vida se plantean preguntas existenciales que determinan su acción y proyección como individuos. Yo tengo muchas preguntas respecto al “Yo”, también sobre “Los Otros” y muchas más sobre “Lo Que Hay a Mi Alrededor”. Todo mi trabajo es las mil y una maneras de responder preguntas. Hay mucho de inquisidor pero también de “pedagógico”. No sé si soy un buen comunicador pero hago mucho esfuerzo en ser un dialéctico, uno de esos que no recesa en su afán de hacer luz en sus ojos para entender el por qué y el para qué. Si esta lucha por desenmascarar la naturaleza de las cosas que vendrán se ejecuta sobre papel a modo de dibujo, sobre el negativo fotográfico o sobre un escenario da igual. Todos son emanaciones de una misma naturaleza inquieta. Todos son rostros de la misma necesidad de hacer arte.

© Conrado Rafael Maletá | Monja ultra tecnológica que habitas en la archivieja ciudad de Jerusalén.

© Conrado Rafael Maletá | Monja ultra tecnológica que habitas en la archivieja ciudad de Jerusalén.

Qué inspira estos rostros, estas emanaciones de ideas y procesos…

Todo es útil para generar una idea. Cuando trabajo lo hago sobre un principio básico: agregar contenido. Esta acción no es necesariamente de suma, la resta es una manera de agregar contenido a un proceso que refleja lo real. La acción de “limpiar” y desgranar conceptos es importante en tanto genera una claridad más fácil de traducir a medios visuales. No obstante, hay un camino metodológico más trabajoso basado en lo puesto: la suma. Adicionar contenidos mediante la inserción de información visual es una tarea casi ciclópea pero no imposible. Tanto en la resta como en la suma -pensados como formas didácticas y metodológicas- hay un desafío a veces inquietante, no pasarse, no desbordar ni agotar la frontera del la acción estética. La mayor parte de los mensajes que mis trabajos transmiten giran en torno a la idea de humanidad. Aún cuando muchas obras aparenten ser obras con un carácter religioso se llega a esta únicamente pasando por el filtro de lo humano. Pies de barro para pensamientos altos.

Cada una de tus piezas obliga a la detención, cargando muchos significados y lecturas. ¿Existe el estilo para Conrado Maletá?

Esta es quizás una de las preguntas más temibles que te puedan hacer. Yo no creo en estilos. Creo únicamente en personalidades. Es decir, cuando trabajo no lo hago anteponiendo ni un código ni una especie de semiótica preestablecida que pretender indicar: “aquí estuvo Conrado Maletá”. No, por favor no. Prefiero actuar y narrar. Considero más importante ser expresionista que descriptivo… y esto es un estilo?

© Conrado Rafael Maletá | Por lo cual testifico en el día de hoy, que estoy limpio de la sangre de todos los Hombres.

© Conrado Rafael Maletá | Por lo cual testifico en el día de hoy, que estoy limpio de la sangre de todos los Hombres.

¿Cómo estructuras los conceptos detrás de tus imágenes?

En dependencia del soporte o medio que utilice inicio la construcción de mi trabajo. Hay mucho de construcción, rara vez hago fotos individuales y lo habitual es que estén agrupadas en bien definidos y específicos sets o álbumes. Esto viene determinado por la imposición personal de un criterio “narrativo” que permita crear historias. Incluso cuando hago fotografía callejera no lo hago en un ángulo “documentalista” ni de reportaje, intento y me esfuerzo para que sean imágenes que desde la voracidad de un depredador visual aporten una historia no evidente… que ya lo decía Einstein: “hay que escapar de lo evidente”.

¿Y en el caso de la pintura y el dibujo?

En la pintura y cada vez más intensamente mis dibujos, el proceso es similar y mucho más profundo. La posibilidad de manipular el factor tiempo es algo importante y te deja con las manos libres para corregir, re-definir y distorsionar ideas que en la fotografía están enclaustradas en un mínimo espacio de negativo.

© Conrado Rafael Maletá | Porque yo soy el Rey de vuestros Padres, el gigante invencible y poderoso de Hebron, muy lejos en el tiempo y en lugar

© Conrado Rafael Maletá | Porque yo soy el Rey de vuestros Padres, el gigante invencible y poderoso de Hebron, muy lejos en el tiempo y en lugar

En términos macro, ¿cómo ves la escena actual de la arte y la fotografía y cuales son las diferencias que has encontrado en los distintos lugares en que has pasado?

Cuba tuvo un momento esplendoroso y glorioso en los 90´s. Me alegra haber sido un testigo de esto aunque no actor. Luego ese poderosos caballero llamado Don Dinero vino a trastocar el sentido de lo que se hacía. No es raro, dale a un pseudo-artista algo de dinero y fama y cosecharás un monstruo (no hablo para nada del británico caso de D.H.). Por el contrario, lo que me pasa con España es diferente y sumo a ello a Israel en cuanto que es galerísticamente hablando un satélite europeo. Creo que Europa está protegiendo a sus “artistas” y lo hace validando la condición de tal a graduados. Aún cuando no soy un neoliberal me permito opinar que esta acción es errónea y contraproducente.

¿Por qué?

Se da el caso de que hasta donde yo veo, los medios con su infinito poder han logrado imponer como objeto de arte lo estrictamente informativo o anecdótico. Yo si soy de los que está totalmente en contra de otorgar premios de arte a trabajos fotográficos de reportaje, documentalismo y demás, puesto que para ello están los premios de prensa. Hacer un fotoreportaje no es hacer arte. Hay quienes se excusan diciendo que el arte como concepto es muy amplio o poco especifico. Otros dicen que el fotoreportero deja impresa su “alma” en el trabajo que realiza. Me niego a aceptar esta barata justificación que indica que no se ha estudiado lo suficiente no sólo sobre historia y teoría del arte sino además sobre filosofía y estética. Arte es ARTE y en Europa vemos la entronización del No-Arte en los medios galerísticos e informativos. Es muy lindo ver como la fotografía de moda edulcora el sentido de lo estético, pero ojo, las imágenes de moda no tiene la intención de narrar sino de vender. Se levantan no sobre una base emocionalmente transparente sino más bien manipuladora y engañosa… que vende bien sin dudas.

© Conrado Rafael Maletá | Prisioneros de este paisaje antiguo compuesto de piedras, luces y rezos negros.

© Conrado Rafael Maletá | Prisioneros de este paisaje antiguo compuesto de piedras, luces y rezos negros.

¿Qué percibiste en tu paso por España?

Percibí que hay un deseo de apartar la imagen que implique un esfuerzo de pensamiento. Se va a lo fácil, a lo intelectualmente factible de manejar y se le cubre con docenas de páginas de textos que ya me suenan a retorica de pladur. Menos no es más y puede ser que casi siempre menos sea extremadamente aburrido si no se sabe hacer. España no es Japón ni Noruega, no es minimal. El minimal español es malo, malísimo porque la cultura ibérica e iberoamericana no son minimalistas sino más bien regordetas y golosas. Ver tanto pseudominimal en galerías, premios y medios españoles me da vergüenza ajena.

Y en el caso israelí, ¿el arte tiene un foco importante en la sociedad o es más bien una esfera secundaria?

Es extremadamente complejo. Este país es la verdadera encrucijada ideológica del mundo antiguo que se refleja en el mundo moderno. Las religiones judía, islámica y en menor sentido cristiana ortodoxa tienen franca aversión no a la imagen por la imagen sino a lo “bello”. El fundamentalismo que se vive en estas épocas nutre la aversión de lo “superfluo” y lo “terrenal”. El arte es pecado y sustentar el arte es dar apoyo a lo pecaminoso. Ya sabemos que algunos estados muy religiosos han construido museos y están adquiriendo mucho arte pero esto se debe ver con lupa. No se hace más que como acto exhibicionista y enfocado en elevar sus status respecto al mundo occidental. Por eso, me atrevo a opinar que el arte como Arte les importa un comino. En Israel hay una cantera florida de jóvenes artistas, que se están ahogando de calor. Hacen muy buen trabajo pero con diminuta repercusión en su sociedad.

© Conrado Rafael Maletá | ¡Prometeo! ¡Prometeo! ¡Llama a tus amigos para que te ayuden! Que la humanidad entera sea tu heroe.

© Conrado Rafael Maletá | ¡Prometeo! Prometeo! ¡Llama a tus amigos para que te ayuden! Que la humanidad entera sea tu heroe.

Volviendo a tu fotografía, ¿podrías contarnos de qué equipo te vales?

Uso una Hasselblad 500CM y una Pentax. Dos preciosos lentes de color verde que son mis ojos. El resto de datos técnicos honestamente no me los sé ni me los sabré. Yo soy un artista no un tecnócrata. Más imágenes, menos folletines técnicos. No me importa el tamaño de mi equipo sino el uso que hago de él.

¿Qué proyectos ocupan tu tiempo por estos días?

Tengo dos grupos de trabajo. Uno de ellos sobre el Hombre en cuanto múltiples manera de visualizar y psicoanalizar a Adán. El otro es sobre Jerusalén… Jerusalén. El primero se llama “Proyecto Adam” y el segundo es “Largo Camino A Jerusalén”. Ambos proyectos son lo que soy yo. Les quiero… ¿las razones?, se lo pregunto a Neruda:

Te quiero sólo porque a ti te quiero,
te odio sin fin, y odiándote te ruego,
[…] En esta historia sólo yo me muero
y moriré de amor porque te quiero,
porque te quiero, amor, a sangre y fuego.

© Conrado Rafael Maletá | Una sola palabra tuya puede renovar el Orden Universal. Tu, Rey y Leon de Judea.

© Conrado Rafael Maletá | Una sola palabra tuya puede renovar el Orden Universal. Tu, Rey y Leon de Judea.

También nos ha llamado la atención una propuesta bastante particular: “The Collective & The Collection”. ¿Qué podrías contarnos al respecto?

“The Collective & The Collection” es una de las cosas más locas que mi esposa Naama y yo hemos emprendido jamás, y ya no hay retorno. Hace ya seis años comenzamos a pedirles a nuestros contactos en Flickr que intercambiaran sus trabajos con los nuestros. Un modo de compartir no sólo la imagen vista sino material. Es quizás la mejor idea que hemos tenido y de donde han salido nuestros más queridos amigos. Hoy tenemos más de 400 trabajos fotográficos y de dibujo de 32 países del mundo ¡y este champiñón no para de crecer! Hicimos el año pasado una muestra virtual gracias a Andrés Vargas en el magazine online www.area-zinc.com . Fue precioso poder mostrar una selección de 150 trabajos. Este pasado mes de abril se inauguró la primera muestra del proyecto en Art Gallery Bat Yam de Israel y en noviembre se muestra una selección de 15 artistas bajo la batuta del colega Salvador Márquez en la ciudad argentina de Rosario (cuna del CHE). Hemos ganado mucho de amistad, pasión y sobre todo nos hemos entrenado en la labor de curadores. ¡Es gratificante ver el logro!

© Conrado Rafael Maletá | Yo soy el que Bendice y el bendito. En una mirada se esconde todo el poder, toda el Alma.

© Conrado Rafael Maletá | Yo soy el que Bendice y el bendito. En una mirada se esconde todo el poder, toda el Alma.

¿Cómo te proyectas durante el resto de este año?

Seguimos empujando “The Collective & The Collection”. Estamos atentos a una oferta de una galería en Roma y queremos llevar una mega expo de este proyecto a tres sitios: Islandia, Noruega y Rusia. ¡Ya con eso hay mucho trabajo!. A fines de año pensamos mudarnos a New York e iniciar una nueva etapa de este largo recorrido como viajero cultural. Ojala se siga aprendiendo…

Enlace: conradomaleta.tumblr.com

No Hay Más Artículos