El universo marino es la indudable fuente de inspiración de la diseñadora israelí Ayala Serfaty (50). Cautivada por la flora y fauna oceánica, Ayala nos sorprende cada temporada con los indescriptibles diseños que desarrolla junto a su marido Albi Serfaty. Es justamente su originalidad y el acabado proceso creativo detrás de sus luminarias, los elementos que han marcado el camino de su exitosa firma internacional: Aqua Creations. Una apuesta única que abraza la luz como si de un organismo viviente se tratara, encantando a un público que más que ver lámparas, yace cautivado con la posibilidad de palpar u observar estas verdaderas esculturas lumínicas, legiones de medusas, nenúfares, corales, frutos de mar, anémonas y algas que cobran vida en sus manos, generando interiores submarinos, sensuales y ricos en cuanto a formas y materialidades. Tan peculiares diseños sólo son posibles gracias a su imparable creatividad y el valor que la diseñadora otorga al trabajo artesanal, ampliando así su oferta al desarrollo de sofás y muebles de arriesgada estética orgánica de los que hablamos a continuación.

© Albi y Ayala Serfaty, creadores de Aqua Creations.

Ayala, ¿qué sientes influenció tu amor por el arte y el mundo marino y en qué etapa te decides a hacer de la creatividad tu forma de vida?

Yo crecí en torno él, mi madre fue bióloga y escultora, por lo que el aprecio por el arte y el mar y sus criaturas siempre estuvo presente en el hogar. A la edad de 16 me di cuenta que quería ser artista.

© Aqua Creations Flagship Store, Tel Aviv, Israel.

En 1993, te embarcas con tu esposo Albi en una aventura que lleva por nombre Aqua Creations. ¿Cómo ha sido esta experiencia de crear una firma que apuesta por diseños con un toque oceánico?

Mi trabajo me permite expresarme artísticamente y estoy muy feliz de haber construido junto a Albi un atelier con gran éxito comercial gracias a lo que nos gusta hacer. En el momento me pareció la manera correcta y la única forma de realizar mis diseños, porque en realidad no eran adecuados para la industria del diseño industrial. De esta manera, creamos un taller de diseño único en el que desarrollamos y fabricamos todo bajo un mismo techo.

© Imagen cortesía Aqua Creations

¿Qué te cautiva del proceso inventivo detrás de tu actual trabajo?

Me gusta todo, mi dinámica es creativa, me encanta explorar los materiales y el proceso de investigación hasta encontrar una manera de hacer que algo funcione o hasta que he desarrollado un material determinado. Me satisface contribuir con el mundo de las artes y el diseño y dejar mi humilde huella en el hábitat de nuestro entorno.

© Aqua Creations Flagship Store, Tel Aviv, Israel.

Tus estudios, ¿qué tanto han contribuido a esta apuesta?

Me eduqué en bellas artes tanto en la Academia Bezalel de Arte y Diseño como en la Universidad Politécnica de Middlesex. Ambas experiencias han influido en mi manera de pensar y trabajar, que es muy diferente a la forma de crear con un enfoque de diseño industrial.

© Colección Apaya diseñada por Ayala Serfaty en colaboración con Irit Dulman. Cada luminaria ha sido revestida de un tejido mezcla de fieltro de angora, mohair y seda natural.

Y cuál es el enfoque que inspira cada una de tus piezas, qué objetivo persigues al momento de diseñar…

Para mí, la vida y el trabajo actúan como una metáfora, por ello quiero que mis diseños y mi arte comuniquen un mensaje a la humanidad y transporten el misterio de la existencia en su interior.

© La lámpara Morning Glory destaca por su estructura alámbrica trabajada a partir de múltiples pliegues en seda que juegan con la luz y la sombra.

Hemos tenido la oportunidad de apreciar tu amplia gama de luminarias. Morning Glory, Apaya, Rotini y Gail, todas ellas se caracterizadas por introducir las profundidades marinas en los ambientes cotidianos del hombre. En el caso de tus muebles, ¿qué podrías contarnos de la génesis de Gladis y Juno?

Mi primera inspiración para Gladis fue una huella digital, la huella de mi pulgar. Me tomó años desarrollar y perfeccionar esta silla y había pocas versiones de la misma. La dejé de lado muchas veces, porque no podía resolver algunos problemas de diseño. Pero tras el éxito de la silla, tomé la idea de nuestra propia topografía y pusimos en marcha el resto de la colección Gladis el año 2011. Las piezas tienen una muy especial técnica de cocido a mano en su tapicería, que recuerda las formas fluidas de la naturaleza. Luego vino Juno, mi mobiliario más reciente diseñado para Aqua pensado como un diseño textil en tres dimensiones.

© De formas ergonómicas, Gladis Lounge Chair fue diseñada para un confort óptimo.

Al parecer en tus piezas siempre descubres nuevas aleaciones, tejidos y materiales. Por estos días, ¿qué materialidad te resulta interesante trabajar y estudiar?

Veo muchas posibilidades en diversos tejidos y materiales como el fieltro por su resistencia y delicadeza.

© Caracterizada por su tridimensionalidad, la silla Juno es una de las últimas apuestas de la diseñadora israelí.

Entiendo que este inicio de año ha sido muy activo a nivel expositivo…

Así es mi exposición individual en la Galería Cristina Grajales en Nueva York acaba de cerrar hace unos días y me ha dado mucha satisfacción trayendo importantes novedades a mis actividades como diseñadora.

© Lámpara Gail caracterizada por su construcción en seda hecha a mano, resistente al moho y al calor.

En cuanto a desafíos profesionales y nuevos proyectos. ¿Qué podemos esperar?

Me gusta mucho ser sorprendida por los clientes con cada encargo, el trabajo que viene es un reto, pero prefiero ser fiel a mis materiales elegidos. Mi proyecto actual es una comisión para el Museo MINT en Carolina del Norte. También estoy elaborando nuevas piezas de iluminación de Aqua que serán lanzadas esta primavera.

© Las formas orgánicas altamente estilizadas son la fuente de inspiración para la colección Rotini. El resultado, piezas exóticas de diseño caprichoso, pero siempre elegante.

Enlace: www.aquagallery.com

No Hay Más Artículos