Dos amantes del diseño conforman AtelierSAFE, un taller experimental ubicado en Concepción (Chile) que busca intuitivamente nueva formas y calces para el vestir contemporáneo. Fieles creyentes de la reinterpretación, la individualidad de las prendas y de quien las viste, Felipe Salazar Arratia -diseñador industrial UBB- y Samuel Briones Kloss -diseñador gráfico UTEM- han unido fuerzas para conformar una interesante serie de accesorios. Conoce más de sus propuestas en esta entrevista para Anormalmag.

¿Podrían contarnos cómo surge AtelierSAFE?

Sam: Creo que nace como respuesta del medio actual en Chile y de nuestras inquietudes como diseñadores. Necesitábamos generar algo que estuviera cien por ciento dentro de nuestro control creativo. Es difícil encontrar buenos accesorios o ropa en el mainstream nacional… y el proyecto se gesta como respuesta a ello, una elección original y nueva en el mercado.

¿Qué los empujó a crear su propio taller?

Sam: Inicialmente por la libertad creativa que esto nos proporciona. Queríamos un espacio (físico o virtual) propio como diseñadores. La autonomía de poder decidir qué hacer, cómo y de qué forma. Era algo que buscábamos y Atelier SAFE es ese espacio.

Con experiencia en el área industrial y gráfica, ¿de qué manera crees que se apoyan estas disciplinas?

Felipe: Para mí son dos disciplinas absolutamente complementarias, lo industrial resuelve el cómo construir la forma y definir los patrones, asiste en todo momento el proceso constructivo de las piezas que siempre están mutando. Por su parte,  la gráfica guía todo el arte, el proceso estético, las texturas y el color, además de darnos absoluto control de la forma presentación al público, es una herramienta comunicacional como taller muy importante.

¿Siguen trabajando en proyectos personales individualmente?

Sam: Claro, ambos compartimos los tiempos con otros desarrollos profesionales. En el caso de Felipe está en el proceso de titulación de su carrera y yo comparto mis responsabilidades con mi trabajo en la agencia CI (creatividad e inteligencia).

¿En qué consiste su primera colección?

Sam: Nuestra primera colección es una serie de corbatines, lejos nuestro accesorio fetiche, no tan difíciles de encontrar en el mercado, pero si muy limitados en cuanto a telas o formas. Investigamos sus diferentes diseños y emprendimos una etapa de aprendizaje tanto en la búsqueda como en el manejo de las materias primas y el proceso constructivo. En total diseñamos una serie de 45 corbatines distintos.

¿Por qué corbatines?

Felipe: Principalmente porque los corbatines son un fetiche personal y representan esa formalidad y elegancia del pasado. Además permite un desarrollo infinito de formas y interpretaciones… sin negar que es un elemento que si se logra combinar con éxito, es en extremo cute y levanta cualquier look.

Y en cuanto a calidad y materialidad, ¿cuál es el plus que los diferencia de otras ofertas en el mercado nacional?

Felipe: En el proceso constructivo nos preocupamos de generar un diseño único. No hay dos versiones, nuestra intención no es generar productos en serie, pues es un gran plus usar algo que intentamos sea trendy y que definitivamente no verás en otra persona, sino que será sólo tuyo. La búsqueda de materiales también nos diferencia  y es un elemento central en el proceso de diseño. En Concepción tenemos un gran legado de textiles, e intentamos que nuestros proveedores sean de la zona. Bellavista Oveja Tomé tenía unos materiales de ensueño, increíbles, es una lástima que en este momento esté cerrada. Justo en el momento del desarrollo de nuestra serie de corbatines logramos comprar varias telas, antes de que cerraran la sala de venta. En este momento nuestro principal proveedor es la textil Corsville (también de Tomé), la que nos está dando la posibilidad de encargar a pedido especial la generación de colores y patrones exclusivos, algo increíble pensando en el desarrollo que ello permite a nuestro proyecto.

Felipe y Sam, próximamente, ¿qué otro tipo de prendas o accesorios les gustaría desarrollar?

Camisas y vestidos, creo que son dos áreas en las cuales nunca quedamos conforme con las alternativas del mercado. Ahora estamos full diseñando lo que será nuestra primera colección de invierno. Si los plazos se cumplen, estaría disponible en abril-mayo de 2011, siguiendo obviamente nuestra intención de generar una prenda única, sin versiones en serie.

Qué perspectivas tienen para este 2011…

Las mejores, y tenemos un millón de proyectos e ideas… pero nuestras energías están enfocadas en concretar nuestro punto de venta en Santiago (estamos en conversaciones) y terminar nuestra primera colección de camisas y vestidos, sin dejar de lado nuestro accesorio fetiche: los corbatines.

Enlace: www.ateliersafe.com

No Hay Más Artículos