El estudio holandés Ooze entiende la arquitectura y el diseño como formas de expresión capaces de provocar emociones. De allí el interés de sus socios -Eva Pfannes y Sylvain Hartenbe- por construir hábitats únicos caracterizados por el uso de alta tecnología y un lenguaje arquitectónico armónico con el medio ambiente circundante. Muestra de ello es la denominada Villa Rotterdam, resultado de la amplia reforma de una construcción existente que data del siglo XX. Destacada por los espacios prácticamente inutilizables detrás de una ecléctica serie de edificios que parecen formar un extraño mosaico, la casa significaba para los arquitectos todo un desafío. No sólo se requería crear una nueva villa sin perder el alma de la construcción preexistente, sino que también se debía ampliar el volumen a partir de las dos paredes laterales de la edificación original obteniendo en el mejor de los casos una altura máxima de 11 m. “Decidimos utilizar esta dotación como una guía para formar la envoltura de piel alrededor de la vieja casa y crear así nuevos espacios para habitar”, señala la dupla.

© Gentileza Jeroen Musch & Ooze

Reorganizado en torno a un vacío central, el diseño consta de una nueva escalera en la pared norte pensada para conectar la primera y la segunda planta. De allí la generación de varios pliegues que siguen el racionalismo intuitivo que el estudio decidió imponer en el proyecto con el fin de potenciar el luminoso espacio interior en pos de la socialización. Materiales claves fueron los paneles de madera maciza prefabricados (Lenotec) usados para la estructura del techo, las paredes y el piso. Y es que el concepto de “vivir en una nueva estructura, pero entre antiguas paredes” fue una constante a lo largo del desarrollo de las diversas transiciones entre pisos al tiempo que el exterior impacta por la clara referencia que Ooze hace a la estética de las granjas tradicionales holandesas, hechas con techos de sedum verde y placas negras de accoya. El resultado es una obra que según sus creadores “establece un diálogo entre lo antiguo y bien conservado y lo nuevo”.

© Gentileza Jeroen Musch & Ooze

© Gentileza Jeroen Musch & Ooze

© Gentileza Jeroen Musch & Ooze

© Gentileza Jeroen Musch & Ooze

© Gentileza Jeroen Musch & Ooze

© Gentileza Jeroen Musch & Ooze

© Gentileza Jeroen Musch & Ooze

© Gentileza Jeroen Musch & Ooze

Enlace: www.ooze.eu.com

No Hay Más Artículos