Trafico, caos, tacos de suadero, olor a perfume barato, miles de motores cruzando la ciudad de norte a sur, de sur a norte, millones de pies corriendo por las calles para llegar más temprano, y así en el músculo miocardio del corazón de la urbe uno alcanza a ver un edificio icónico de la zona centro norte de la capital mexicana, uno camina en dirección a él como si uno protagonizara una película de Tim Burton, las puertas del sitio se abren al mundo del artista californiano David Choe que se descubre ante nosotros. “Snowman Monkey BBQ” se llama el viaje al que nos introducimos, en el cual, una serie de óleos, acuarelas, dibujos e instalaciones nos llevan a una odisea particular que radica en el Museo Universitario del Chopo de la Ciudad de México, esta exposición tiene un hilo conductor muy claro que va en relación al título que David Choe escogió para la exposición.

© Fotografía por Raúl Gasque.

© Fotografía por Raúl Gasque.

“Snowman Monkey BBQ” hace referencia a 3 palabras que los apostadores de origen chino utilizan en las mesas de bacará profesional: Snowman se refiere a la carta 8 (por la semejanza del número a un muñeco de nieve), Monkey se refiere a una carta con rostro y BBQ significa que el jugador está a una carta de ganar. El recorrido propuesta en esta muestra nos lleva poco a poco en un discurso que comienza con una serie de retratos pintados con capas ricas en colores de un óleo precioso que refleja el brillo de la emoción de un artista que sin duda alguna deja la sangre y el sudor impregnado en su obra (Esto es literal ya que durante una estancia breve en una cárcel de Tokio realizó una serie de 600 retratos y dibujos eróticos usando materiales con salsa de soya, té, sangre y orina). Los retratos en óleo son imágenes desconfiguradas de rostros que podrían verse en una realidad paralela, es como si David Choe nos quisiera ir revelando a los personajes que en este momento habitan su inconsciente, al final de los retratos reina una mujer desnuda en un terreno metafísico, en el cual los naranjas se mezclan con los rosas de su carne, carne que rebosa de una forma sensual anunciando un preludio de lo que continuara para nosotros en este viaje sensorial.

© Fotografía por Raúl Gasque.

© Fotografía por Raúl Gasque.

A la derecha apuntando hacia nosotros tres obras murales se erigen, mágicamente cual Mundo del Doctor Parnassus (The Imaginarium of Doctor Parnassus es una película dirigida por Terry Gilliam) en estas obras se deja ver una serie de sincretismos e interpretaciones de México según Choe, el “Dirty Stile” que desarrolla se desenvuelve de manera agresiva con mujeres de curvas fatídicas, enmascarados anónimos, el clásico hombre con sombrero y sarape durmiendo en una pared naranja fosforecen te junto a una pieza de automóvil que pudo haber sido fabricada por algún inmigrante Mexicano en los Estados Unidos. A la izquierda se descubre un carrito lleno de sortilegios que se complementa con los murales, seguimos caminando y las vigas de hierro del Museo Universitario del Chopo nos vigilan y protegen dejándonos ver la luz del sol que habitan en este espacio, en una tercera parte podemos ver algo que reina en la mente de Choe, la figura de la mujer, en esta sección varios dibujos y acuarelas muestran a las musas de los avatares del artista, en la obra “Tailgate Party“ una trigueña de origen asiático que podría ser la ninfa “Asa Akira” quien protagoniza su podcast “dvdasa” monta un caballo retándonos a dejar la posición de espectador pasivo para ahora convertirnos en espectadores activos, las acuarelas siguen desarrollándose y parecen llegar a una conclusión en “Negro Besos” en la cual una mujer pelirroja que bien podría ser una reinterpretación de la Dánae de Gustav Klimt besa a un hombre totalmente cubierto de negro , en esta obra dos seres diferentes se reconocen en un beso, el cual podría ser un preludio de muchas cosas, pero ahí ese viaje el artista nos lo deja hacer de manera libre a cada uno de nosotros.

© Fotografía por Raúl Gasque.

© Fotografía por Raúl Gasque.

En el orden en el que la exposición se me fue descubriendo el final no podría ser mejor, una cofradía de piñatas de distintos personajes aparecen debajo de las fauces de una ballena que está apunto de deglutirlos, todo en esta obra cumple con un propósito, el personaje que aparece al frente de esta masa de súper héroes y princesas es Pinocho el cual podría ser una interpretación de sí mismo por parte del autor de la obra, el cual como este personaje paso un buen tiempo con malas amistades, emborrachándose y apostando hasta quedar en el interior de la barriga de una ballena que se traga todo, Hulk, Bob Esponja, un Pitufo, Mario Bross, Mikey y Minnie Mouse, la gatita Kitty, Spider Man y muchos otros aparecen cubiertos de una capa grotesca de frente al mural que desarrollo David Choe, quizás para decirnos que los demonios del pasado se frustran ante la obra magistral que creo en “Snowman Monkey BBQ”.

Hasta el 27 de Octubre en el Museo Universitario del Chopo en Ciudad de México.

No Hay Más Artículos