Inspiraciones de todo tipo podemos encontrar en las atrayentes nuevas instalaciones creadas por el estudio 3XN para el laboratorio culinario del restaurante NOMA, una sede única en la calle Strandgade del barrio este de Copenhague, que reúne los mundos creativos de la gastronomía y la arquitectura con una expresión tributo a la moderna estética nórdica. Considerando que el restaurante ha sido número uno dentro del ranking de la región por dos años consecutivos, las expectativas sobre esta innovación son más altas que nunca. Por ello se hacía importante tener un espacio inspirador y experimental donde los chefs pudiesen poner en práctica sus habilidades, evolucionar y dar nueva vida a la cocina. En este caso fue la unidad de innovación de la firma conocida como GXM, la encargada de llevar a cabo este novedoso proyecto. “Hemos estado encantados de trabajar con ellos en la transformación de nuestras salas de reuniones. El resultado es muy bueno y ha contribuido no sólo al espacio, sino también a la vida organizacional y la inspiración”, dice el fundador y chef de Noma, Rene Redzepi.

© Adam Mork

NOMA Lab está fluidamente conectado al NOMA, situado en un antiguo almacén de carácter industrial. Dado que se trata de un edificio protegido, GXM debió diseñar el interior sin intervenir el histórico volumen. Por ello, el enfoque fue crear cuatro unidades multifuncionales de almacenamiento compuestas por más de 500 cubos de madera, elementos que acompañan el espacio y permiten una ágil organización de los productos necesarios para cada una de las actividades que allí se desarrollan.

© Adam Mork

Dispuestas en todo el local, estas unidades dividen la sala de 200 m2 en áreas más pequeñas con capacidad para instalar un laboratorio de alimentos, un jardín de hierbas siempre frescas, una zona para el personal y una oficina. Fiel a la filosofía del restaurante, Noma Lab cuenta con un entorno dominado por tonalidades crudas y formas sencillas trabajadas con materialidades especialmente seleccionadas al igual que los muebles, mientras que la iluminación general del recinto se caracteriza por la presencia de la lámpara Star, un diseño cuya reflexión de luz arroja sombras de dramáticas geometrías que dan un toque contemporáneo.

© Adam Mork

El desarrollo de NOMA Lab ha significado para GXM la oportunidad perfecta para experimentar con métodos de diseño digital. “Hemos desarrollado un software que hizo posible el envío directo de los dibujos desde la computadora para ser fabricados. Es un proceso similar a la impresión de un texto que se acaba de escribir, salvo que en este caso estamos imprimiendo pedazos de muebles”, explica el director del proyecto, Kasper Guldager Jørgensen, sobre tan interesante método constructivo. En la práctica, esto significa que el interior fue entregado como una suerte de rompecabezas en tres dimensiones con más de 5000 piezas ensambladas sin la ayuda de carpinteros. Una razón más para tener en cuenta esta audaz intervención, sin duda un restaurante que asegura un ambiente abierto, luminoso y confortable para los visitantes.

© Adam Mork - Lámpara Star

© Adam Mork

© Adam Mork

© Adam Mork

© Adam Mork

© Adam Mork

Enlace: www.3xn.dk

No Hay Más Artículos