Minimalista y elegante, el salón de belleza Facto Royale se luce en las calles de Lisboa, Portugal. Pese a su reducido espacio, el atrayente local diseñado por el arquitecto Igor Ferreira, posee elementos únicos, entre ellos una hermosa y escultural cabeza de ciervo con más de 5.000 cristales Swarovski y manos de yeso acompañando las paredes por doquier. La idea de tan sensual bienvenida es sorprender a los clientes con una propuesta lejana a lo tradicional. Un salón que bien podría estar situado en Nueva York o Japón, debido a su cosmopolita estética. Y es que el Ferreira transforma muebles de estilo japonés de segunda mano en piezas de hermoso acabado, fusionándalas con formas industriales y columnas corintias. Esta totalidad de elementos en blanco crudo, contrasta con el piso de madera blanca lavada y brillante, dominando el lugar con un aire neobarroco imposible de obviar.

© Igor Ferreira

© Igor Ferreira

© Igor Ferreira

© Igor Ferreira

© Igor Ferreira

© Igor Ferreira

No Hay Más Artículos