Una noción absolutamente experimental en torno al cabello humano es lo que nos presenta Kerry Howley, diseñadora de joyas de la Universidad de Middlesex, creadora de Attraction/Adversion, un inusual collar hecho en base a mechones de pelo, objeto que materializa la ambivalencia que provoca tan cotidiano elemento. El trabajo de Howley, concebido como proyecto final de carrera y galardonado con el Premio del Museum of Domestic Architecture’s Arthur Silver, busca la inspiración en la atracción universal hacia lo truculento de las ferias circenses: “Estaba fascinada por la idea de que pudiéramos ser tan morbosamente curiosos como para quedarnos mirando fijamente algo grotesco desde una distancia segura o separados por unas barras o una cortina de terciopelo”, explica la profesional.

Es así como Kerry a partir de su investigación sitúa la joyería del XIX de su Londres natal como punto de partida: tras la muerte del Príncipe Alberto en 1861, la Reina Victoria guardó un luto que duró tres años y que impuso en la corte un gusto estético hacia lo enfermizo y lastimero. “Mi trabajo es una exploración material sobre cómo podemos sentir dos reacciones opuestas simultáneas tales como la atracción y la adversión”. En Adversion/Attraction, el cabello explota esta dualidad: el pelo suelto, signo de animadversión, es trenzado en un collar mediante hojas de sierra dando como resultado bellos patrones vegetales que aportan simetría, equilibro y gran atractivo estético.

Enlace: www.kerryhowley.co.uk

No Hay Más Artículos